Anuncios

Motörhead — Bad Magic

Creo, y no soy el único que lo piensa, que Motörhead llevan haciendo el mismo disco desde hace muchísimo tiempo. Da mucha pereza hincarle el diente a una nueva entrega de la banda británica, que con Bad Magic llega a su vigésimosegundo larga duración de estudio. Aunque, como ocurre también con AC/DC, sabemos de sobra que no nos va a defraudar, tendrá un sonido bárbaro y un puñado de canciones a las que se le puede sacar jugo. Si bien, la llegada de una nueva referencia discográfica del trío viene de la mano de una gira mundial, pues ahí, en el escenario, es donde se han ganado los garbanzos, y su prestigio, concierto tras concierto.

13 canciones en las que la banda deja el pabellón bien alto

Ni mejor ni peor que Aftershock, lo nuevo de Motörhead es otro día de la marmota en el paraíso del mejor rock & roll, llamémoslo también hard rock. Es un viaje a tumba abierta con la Harley Davidson recién puesta a punto y por delante una carretera tan recta como las que nos podemos encontrar en Castilla.

Y en esta colección de 12+1 canciones Lemmy Kilmister deja el pabellón bien alto. Los problemas de salud que ha sufrido en las últimas dos temporadas no parecen haberle afectado. La maquinaria del rock & roll tocado a máxima revolución, santo y seña de la banda inglesa, está en esencia en este álbum.

Pero lo que todos sabemos es que poco más que el single de adelanto podrá quedar en su repertorio en ulteriores salidas a la carretera. Y no es que haya material desechable en Bad Magic.

La verdad es que ‘Thunder & Lightning’ tiene todos los ingredientes del material clásico de Motörhead: velocidad ultrarrápida, los riffs marcas de la casa, una sección rítmica aplastante y la voz de Lemmy, la misma de siempre, acaso más cascada, aunque su cuerpo ya hace tiempo que ha dicho basta de sexo, drogas y rock & roll.

Yendo a los hallazgos, en Bad Magic, un disco que perfectamente podemos escuchar varias veces en bucle, canciones que suponen una cierta sorpresa, aunque a estas alturas es imposible que el trío nos sorprenda, cabría mencionar ‘Till The End’ o cómo Motörhead con cuarenta años encima de los escenarios son capaces todavía de hacer una power balada macarra.

Bad Magic, un disco que podemos escuchar varias veces en bucle

A ésta sumaríamos ‘Choking on Your Screams’, un corte terrorífico que hace honor a su título. El solo de guitarra de Phil Campbell hace crepitar la marmita del trío y el misterio de serie B viene servido por ese ambiente tétrico que crea la voz filtrada de Lemmy.

7/10

Y ese colofón que es la versión de ‘Sympathy For The Devil’, de The Rolling Stones, tema tan icónico al que cientos de bandas, sino miles, han rendido pleitesía. Motörhead han sacado oro de donde apenas si se podía sacar barro. Bravo por ellos y por seguir siendo fieles a sus postulados.

Anuncios