Anuncios

Mott — Cook Your Brain

El año pasado se publicó Split! Contorsiones de una escena, una película de Luiggi García que recoge la escena murciana, que tiene francamente poco que envidiar al resto de territorios del país. En constante ebullición desde hace varios años, y más allá de los numerosos festivales y eventos musicales que tienen lugar allí, el compañerismo y el colegueo que se vive entre los grupos de allí y todos los fieles (máikeles incluidos) que acuden habitualmente al circuito de salas es bastante efusivo. Algo que se vive en el documental y en la intervención de muchos de los actores que intervienen en la capital murciana. Uno de los últimos grupos que ha venido a hacer ruido, y que tardará haciéndolo de una forma más potente tarde o temprano, son Mott, que con su debut Cook your Brain (autoproducido, 2015), te golpean en la cara con inevitables reminiscencias a los pilares del rock americano de los noventa.

Aunque es su debut como formación, en absoluto son noveles. El grupo está compuesto por Marco (Ex Malatestas, Siberian Girls, Cherry and the Clouds), guitarra y vocalista, además del encargado de grabar y producir el disco; Larry (El Estudiante Larry) en el bajo y Aarón, uno de los baterías de Perro. En definitiva, una unificación de lo mejorcito y más activo de Murcia y que más está dando que hablar últimamente. Si trazamos una línea recta pasando por todos los grupos en los que han participado, nos sale un eje bastante representativo de lo que pretende mostrar precisamente Split! Una escena muy amplia en la que bastantes miembros comparten protagonismo en varios grupos, o forman parte de otra rama más allá de las bandas, como puedan ser la del circuito de conciertos o los programas de radio.

https://bandcamp.com/EmbeddedPlayer/album=3253626297/size=large/bgcol=ffffff/linkcol=0687f5/tracklist=false/artwork=small/track=334690558/transparent=true/

Pero atendiendo a lo concreto, que en este caso es Cookin your Brain, es un trabajo que aparte de las referencias que después desmenuzaremos, tiene el sello de esa actitud de muchos grupos murcianos. Porque más que un sonido concreto — hay mucha variedad de bandas y estilos — , hablamos de una actitud, de una personalidad que se capta rápidamente en multitud de esos artistas de la región murciana. Frescura, personalidad, música directa y sin artificios… En definitiva, los aspectos que vertebran a gran parte de los discos que hemos escuchado en los últimos años y que han puesto a Murcia como uno de los puntos importantes a tener en cuenta en el mapa sonoro español. Y si además toda esa vitalidad y descaro se puede combinar con maneras que evocan a Pavement o Dinosaur Jr., pues oiga, mejor que mejor.

Savia nueva y ganas de partir la pana

De hecho esos acordes que huelen al J. Mascis empiezan a reivindicarse desde el minuto 1 con ‘I’m Strange’, con un ritmo pegadizo y unos acordes maestros que hacen que el estribillo se te quede guardado en la cabeza. Y más allá de tener la lección aprendida — cosa que tienen muchos y que es lo ‘sencillo’ — , ellos le imprimen ese toque de descaro y naturalidad que hacen de este un debut de lo más accesible. Sin que esto signifique nada negativo, desde luego. Letras en inglés y estridencias las justas, pero sobre todo, estribillos dispuestos a hacer que agites la cabeza como mínimo y a disfrutar de uno de esos discos que bien podrían aparecer en medios anglosajones, con un sonido tan definido y que tan insistentemente nos venden. Pero en el caso de Mott, no hay discurso impostado. Torrentes de guitarras en ‘Pay The Rent’ y pasajes más despreocupados como los de ‘Roof Time’. Intentar tener un sonido personal y nada complaciente dentro de unas coordenadas que ya están establecidas es meritorio.

https://bandcamp.com/EmbeddedPlayer/album=3253626297/size=large/bgcol=ffffff/linkcol=0687f5/tracklist=false/artwork=small/track=3088378734/transparent=true/

Al escuchar temas como este último, es obvio que estos murcianos aún tienen un camino largo para mejorar y ofrecer una propuesta más madura para compararse con grupos de fuera de nuestras fronteras, que son los más acostumbrados a practicar este sonido tan marcadamente americano. Que tampoco deber ser una prioridad ahora. Desde luego tienen los mimbres necesarios y su propuesta ya suena bastante seria. En detalles como en la última y convulsa embestida de ‘Are You Sick?’ se ve que no se trata de una mera anécdota. Quizá tarden en hacerse un hueco en la escena patria, pero desde luego ya parten desde unas perspectivas sonoras que actualmente no afrontan muchos grupos de la escena independiente española — en la actualidad — . Entendible por otra parte por lo trillado del género a nivel nacional e internacional, por eso es también una propuesta valiente.

https://bandcamp.com/EmbeddedPlayer/album=3253626297/size=large/bgcol=ffffff/linkcol=0687f5/tracklist=false/artwork=small/track=1165798125/transparent=true/

7.2/10

Teniendo claro el camino de ese sonido tan alegre y propio de la escena murciana como el que se percibe en ‘Lars is Cool’, que bien podría ser de Perro — al final la cabra tira al monte y los grupos del entorno se nutren y contagian unos de otros — , y el ruidismo y las distorsiones sonicyoutheras de ‘Meta’, este trío tiene un futuro muy prometedor por delante. Al final, Cook your Brain no es sólo el reflejo de tres tipos con gusto y buenas y adictivas canciones, sino el de un territorio geográfico que está en constante creación y reciclaje sonoro. La contorsión de una escena.

Anuncios