Mrs. Magician: apología de California

“Mrs. Magician” src=”http://img.hipersonica.com/2012/06/Mrs. Magician.jpg” class=”centro” />La alargada sombra de los Beach Boys, o el clima mediterráneo de California y, más concretamente San Diego, producen monstruos. En forma de pop, en forma de surf, en forma de garage, en forma de psicodelia. La receta suele ser siempre la misma y Mrs. Magician no iban a ser una excepción. Sin embargo, no cuesta encontrar elementos diferenciales en sus intrincadas melodías, en el punto de inquietud nada luminosa que esconden sus canciones. Su música hace apología de lo estival y de California, pero hay motivos para creer que no siempre todo el oro brilla.

Mrs. Magician: del circuito local al resto del mundo

Mrs. Magician se encuentran en esa fase. Han logrado cierta popularidad en el circuito local de su ciudad, California y la costa oeste. Están de gira, presentando su disco debut, Strange Heaven, publicado el pasado abril, dos años después de que comenzaran su andadura. De San Diego al resto del mundo, como hicieron Crocodiles, como hizo Cults. Todo queda en casa: su batería, Cory Stier, también es el batería de Cults. Los demás miembros del grupo, Jacob Turnbloom, Tommy Garcia y Evan Ehrich también proceden de otros grupos locales de San Diego (Drug Wars, Northern Towns, Boomsnake), en un ejercicio de endogamia que traspasa los límites de lo puramente sonoro.

The Beach Boys asentaron las bases del estilo de vida californiano y tras su estela han ido muchas otras bandas durante décadas. Mrs. Magician son un estertor más del surf-pop y de las melodías soleadas. Sin embargo, las influencias son sólo una hoja de ruta sobre la que catalogar a un grupo: la sorpresa se esconde en el interior de Strange Heaven, en las intrincadas composiciones heredadas de los Shins o en el reverb garagero extraído de los Black Lips. Ni siquiera la suma de estas tres referencias ayuda a descifrar el punto psicodélico, aguado, que presentan todas las canciones.

Por eso es mejor acudir al disco en sí mismo, al que en su día precedieron trabajos más o menos profesionales y publicados en pequeños sellos de la ciudad californiana. Lo explican ellos mismos: si existen las demos es porque su círculo de seguidores las solicitaba con tanta intensidad que decidieron directamente publicarlas. Así que hay aún regueros de completo amateurismo en Strange Heaven, sólo que pulidos y mejorados por la producción.

Acudir a las canciones

Puede que Strange Heaven sea un disco excesivamente largo. En cualquier caso es un defecto de primerizos. La esencia salta a la vista: pop puro y resumido. Mrs. Magician recuperan la capacidad de síntesis del pop y desprecian cualquier minutaje individual que supere los tres minutos. No hay que alargar lo innecesario. Y en el pop suelen ser muchas cosas innecesarias. En tan poco espacio, y de ahí su conexión indudable con The Shins, se permiten el lujo de dar un par de vueltas a algunas de sus composiciones.

La voz de Turnbloom nos retrotrae directamente a la de Brian Wilson. El homenaje es indisimulado. Ellos tampoco se molestan en disimular:

Todos nosotros somos unos grandes fans de los Beach Boys, pero mayormente de su etapa psicodélica. Smiley Smile es uno de mis discos favoritos de todos los tiempos. Y sé que eso es algo grande que está sucediendo en la música ahora mismo, pero esa no es nuestra intención. Es simplemente lo que a todos nos ha gustado desde que éramos pequeños y por eso se encuentra en nuestra música.

Quien responde es el guitarrista, Tommy García. La evidencia se constata especialmente en ‘Prescripcion Vision’. Las chicas, la playa, los coros. Todo es muy Beach Boys. Su esencia se reparte a lo largo de todas las canciones, pero lo fantástico es que no las acapara. Incluso no cuesta encontrar paralelismos con The Jesus and Mary Chain, un grupo en apariencia poco semejante al espíritu californiano, en ‘Heaven’.

Precisamente en esa clase de arrebatos Mrs. Magician son mucho más emocionantes que bandas a priori en su misma órbita, como los propios Cults o Wavves. ‘The Spells’ sigue siendo garage surf psicodélico, pero no es luminoso, no es festivo ni tampoco es alegre. El tema se les va hacia un punto angustiante que, si bien no llega a deprimir, sí es lacónico. Mrs. Magician es más grupo que el que muestra su primer disco. No sé si son conscientes de ello, pero es una noticia estupenda.

También tienen sentido del humor, o del hit, y han sido capaces de titular una canción ‘I’m Gonna Hangout With The Lesbians Next Door & Drop Acid’. Su sentido del éxito quizá resida en el single más evidente de todo el disco: ‘Nightlife’ que, en cualquier caso, no es la mejor canción. Esa es ‘There Is No God’, de la que ya os hablamos el otro día y a la que deberíais volver siempre que podáis. Ni siquiera es adictiva por su estribillo, poniendo de manifiesto de nuevo que Mrs. Magician puede ser, si se lo proponen, más grupo del que aparentan, sino que lo es por sus estrofas y las guitarras, tan garageras como psicodélicas, engarzadas obsesivamente.

Un debut es un debut

Que Strange Heaven no es simplemente un (enésimo) canto a la virtud de California lo atestigua el propio García cuando cita a Nick Cave, los Kinks, los Stones o los nuggets. Las referencias, decíamos, son un mapa. Sirven para orientarnos. Así que aquí están: en un trabajo monolítico, porque un debut es un debut, sin grandes variaciones. La narración es lineal. Es un problema después de trece canciones. Pese a todo son capaces de mantener el listón alto, recurriendo al garage más desgarbado, en ‘Hours Of The Night’ y, especialmente, ‘Dead 80’s’.

Supongo que, más allá de cualquier otra consideración, su gancho es su frescura. Por eso la monotonía no molesta. ‘The Spells’ no varía demasiado desde su maqueta hasta su producción, en esa línea inocente y amateur a la que hacía referencia más arriba. Es el espíritu del garage, pero también del punk (en ‘Videodrome’ hay vestigios), y sobre todo de California y San Diego. Hazlo rápido y hazlo bien, pero sobre todo hazlo divertido y fugaz. Mrs. Magician recogen las enseñanzas de Wilson y se las llevan a su terreno. A uno propio donde pueden terminar siendo intrascendentes, pero también muy necesarios.

SoundCloud Widget

Imagen | San Diego Reader
Enlaces | Blog oficial de Mrs. Magician | Entrevista con Mrs. Magician en Baeble Music | Strange Heaven en Spotify
Más en Hipersónica | Cinco canciones de hoy y cinco canciones de siempre para este verano

 

Anuncios