Anuncios

Muere Keith Flint, cantante de Prodigy

Keith Flint, cantante y cara muy visible de Prodigy, ha sido hallado muerto a los 49 años en Essex, al este de Inglaterra. Las autoridades policiales recibieron una llamada de una vecina en torno a las 8.10 GMT y se encontraron a Flint muerto al llegar a su casa.

La policía ha confirmado que «la muerte no está siendo tratada como sospechosa y se está preparando un expediente para las autoridades forenses».

Por supuesto, no hablamos para nada de un cantante al uso. Como Bez en Happy Mondays, cuando Keith Flint y Liam Howlett ponente en marcha The Prodigy, Flint ni siquiera pensaba en ser el frontman, sino que estaba allí como bailarín. Para 1997, a la altura del explosivo y triunfador The Fat of The Land, su imponente imagen se convierte también en la cara visible de Prodigy, quizás la única manera en la que el grupo podía vocalizar (‘Narayan’, por ejemplo, con Crispian Mills de Kula Shaker, les dejaba demasiado cerca, demasiado indistinguibles de Chemical Brothers).

En la piel y el sudor de Flint, las canciones de Prodigy siempre han exhibido agresividad e intensidad, a veces, como en lo peor de Invaders Must Die, hasta el punto de traspasar lo autoparódico. Pero en sus mejores momentos como la máquina bestia de hacer canciones que eran.

Aunque el grupo nunca haya podido superar el impacto del disco con el que triunfaron, en vivo fueron una apisonadora habitual y The Fat Of The Land, un clásico de los 90 con todo merecimiento (que revisaremos estos días).

Descanse en paz, twisted firestarter, trouble instigator.

Anuncios