A Roberto González, Rockberto, líder de Tabletom, se le apagó la pasada madrugada el hilo de luz que le mantenía con vida en el Hospital Clínico de Málaga, en cuya UVI había ingresado hace tres semanas con la salud quebrada.

De hecho, el 4 de junio se iba a celebrar un concierto homenaje a Tabletom por sus 35 años en activo, una fiesta que iba a servir para grabar el que sería el último álbum de la banda malagueña, 35 Tabletom 35. El cantante tampoco podrá ver el resultado final del documental Todos somos estrellas, que Salvador Sepúlveda, Juan González y Salvador Marina filmaron sobre la banda y que estaba en proceso de montaje.

Puro underground libertario, el grupo malagueño que formó con Perico y José Ramírez en 1976, apenas había salido del anonimato hasta que Extremoduro y Robe Iniesta, fan declarado de Tabletom, hicieran una versión de su ‘Me estoy quitando’, incrustado en el superventas Agila.

No por ello la fama del trío creció y siempre quedó en un discreto segundo plano, aunque casi su mejor época fue la que militaron en Nuevos Medios, el sello de Mario Pacheco, padre del Nuevo Flamenco con el que equívocamente se les relacionó.

Porque lo que hacían Tabletom era rock escorado ora hacia el prog, ora hacia el jazz, ora hacia el reggae, fusión que llamarían los puristas o rock andaluz, etiqueta que les caería tras producirles Ricardo Pachón su álbum de debut, Mezclalina. Tras de sí Rockberto deja un ingente legado que queremos resumir en tres temas.

1. Me estoy quitando — Inoxidable (Nuevos Medios, 1992)

https://www.youtube.com/embed/fgAnGLyUcbc

La canción que les generó más derechos de autor. Siguieron haciéndola en directo hasta el final y se convirtió en un himno en sus conciertos. De la original a las últimas versiones hay una gran diferencia, pero siempre con el carisma de un personaje único como Rockberto.

2- Zero Zero — Mezclalina (RCA, 1980)

https://www.youtube.com/embed/WpbTs665ERE

Ricardo Pachón, productor de La Leyenda del Tiempo, el disco de Camarón que revolucionó el flamenco, se encargó de Mezclalina, debut de unos desconocidos Tabletom, que iban a rebufo de la corriente de prog rock andaluz en su versión más esquizoide gracias a la voz de Rockberto.

3. No tengo ná — 7.000 kilos (Nuevos Medios, 2002)

https://www.youtube.com/embed/1oi0R8pKjec

Aquí Rockberto, el Frank Zappa malagueño, volvió a cocinar con su banda un disco de fusión con el jazz, el rock andaluz y el reggae como ingredientes. Invitaron a Kutxi de Marea para hacer ‘Guadalmedina’, y a Robe Iniesta para cantar a dúo ‘No tengo ná’, convertido al instante en un hit.

Rockberto tenía 60 años. Descanse en paz.

Vía | Diario Sur

Fotografía | Mario Pacheco

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments