Cuando eres un artista muy personal y cuentas con notables particularidades te has de enfrentar a múltiples desafíos. Los cuales pasan de ser importantes a ser casi decisivos, pues de su resolución depende gran parte del éxito cosechado. Este planteamiento inicial casa con Nacho Picasso, quien indudablemente puede ser calificado como alguien peculiar. Rozando el ser un rara avis dentro del panorama si se hiciera una rápida radiografía del mismo. Si abordamos su forma, nos encontramos con un estilo perezoso que cuenta con un alto grado de verbosidad. Si cambiamos el enfoque centrándonos en su fondo, nos topamos con un sendero que discurre entre la arrogancia, los excesos y su característico humor negro.

Con tales premisas, uno puede calificar al rapero como alguien pesado. Monótono en ocasiones. Rimando con desgana. Incluso se podría tachar como friki, dadas sus referencias. De hecho, es muy probable que no exista un punto medio en su aceptación: o le amas o le odias. Sin embargo, que Stoned & Dethroned (Surf School Recordings, 2015) sea su décimo trabajo, añadido a su notable popularidad, nos indica que algo ha tenido que hacer bien el bueno de Nacho para ganarse el respeto del público. El MC ha logrado darle la vuelta a la tortilla. Ha conseguido vencer esa dicotomía de opiniones enfrentadas y convertirla en su sello. ¿Cómo es posible? Es ahí donde entran Blue Sky Black Death.

BSBD es la horma de su zapato. Desde For the Glory (Autoeditado, 2011) hasta hoy, Nacho Picasso y el dúo de productores de Seattle han demostrado una completa sinergia. Uno de esos casos en los que parece cuasi imposible que la fórmula hubiera funcionado sin esta comunión. Y probablemente así sea. Es difícil leer al MC pero ellos saben cómo hacerlo y crean la atmósfera necesaria en cada momento. En un camino sombrío y arduo, que invita a dar media vuelta y regresar a casa, BSBD es la luz que disuade cualquier intento de abandono.

Nacho pone el concepto, los códigos y el mensaje. Lo hace, eso sí, en la paleta de grises. Los productores son los artífices de aportar un gran abanico cromático, que discurre en lo oscuro por lo general, sabiendo cuándo la luz se ha de colar en el camino.

https://bandcamp.com/EmbeddedPlayer/album=896312414/size=large/bgcol=ffffff/linkcol=0687f5/tracklist=false/artwork=small/track=1286047575/transparent=true/

¿Viaje de ida y vuelta? No, de subida y bajada

Stoned & Dethroned comienza siendo droga pura. Literal. ‘Coke Hyena’ abre el LP con contundencia y con una propuesta desenfrenada. El corte es lo que parece, una apología total a las drogas, pero cuyo encanto es innegable. El peso de los productores ya es palpable en este tema. Que el álbum apuesta por la fuerza como leitmotiv, también. Tras su escucha ya estamos puestos. Nuestro viaje ha comenzado y solo pedimos más. ‘Sex/Drugs/Rock&Roll’, continúa en esa línea. Nacho Picasso ya va dando muestras de su arrogancia pero también de su capacidad comunicativa, el tío consigue enganchar a la audiencia. Y la excitación inicial que provocan las dos primeras canciones invita a ello.

Al comienzo mentábamos la verbosidad del MC y en ‘Bastard In A Basket’ es más que notoria. Del mismo modo lo es la desgana y la supuesta dejadez que destila en su rapeo. Pero es curioso que no nos causa rechazo, todo lo contrario, sin apenas darnos cuenta nos tiene en su bolsillo, hipnotizados por la ausencia de pausas y por la riqueza de capas con las que BSBD nutren cada canción. ‘Money’ y ‘So Dark’ mantienen el desenfreno cuando todavía estamos bajo los efectos de la música del trío de Seattle. Sin embargo, es aquí donde podemos tener la primera sensación real de que la sustancia nos está dejando de hacer efecto. Se atisba algún diente de sierra. Es muy difícil mantenerlo alto en todo momento y este tramo cumple dicha premisa. Estamos viviendo el principio del bajón.

https://bandcamp.com/EmbeddedPlayer/album=896312414/size=large/bgcol=ffffff/linkcol=0687f5/tracklist=false/artwork=small/track=3348674065/transparent=true/

No obstante, llega ‘MouthFull Of Gold’ y las dudas se disipan. Justo cuando estábamos mediando si darnos o no la vuelta. Justo en el momento oportuno. Los rayos de luz amanecen y con ellos las ganas de continuar viajando. Un tema, además, que condensa mucho de lo que nos había enseñado Nacho en referencias anteriores. El name dropping parece florecer en este tema para no desaparecer hasta el final del trabajo. Del mismo modo regresan las referencias a cómics de Marvel, a los que incluso llegó a dedicar un corte en el pasado. También sale a flote su carisma, sin el que posiblemente no hubiéramos llegado hasta aquí. También en esta canción encontramos la letra más comprometida y puede que la parte más introspectiva del artista. El título hace una clara referencia a su característica dentadura, por lo que no es ninguna sorpresa que sea una de las canciones más personales en este álbum.

Es con ‘I’m To Blame For The Rain’ cuando entramos en la recta final. Quedan todavía unos cuantos tracks, sí, pero los efectos del chute inicial ya son cosa del pasado. No vamos a abandonar las bases de Nacho Picasso, el humor sombrío va a seguir estando presente, al igual que la contundencia y su facilidad de palabra. Pero bien es cierto que la intensidad baja un par de grados. Discurrimos ahora por un tramo oscuro, lleno de nocturnidad. ‘In A Trance’ y ‘Ghost’ son los mejores ejemplos de ello. También lo son de la virtud de BSBD de crear la atmósfera ideal, de plasmar en sus sonidos el estado de ánimo que transmite el MC en ellas. Entre medias, una sobria ‘’89 Dope Spot’ y ‘One Bitch’. Este último supone el tema más multicolor de todo el LP, el que mayor gama cromática abarca al ser también el que mayor evolución sufre conforme corren los segundos y la canción se desarrolla.

https://bandcamp.com/EmbeddedPlayer/album=896312414/size=large/bgcol=ffffff/linkcol=0687f5/tracklist=false/artwork=small/track=1246458842/transparent=true/

7.2/10

‘Nacho’s Blues’ pone punto y final al álbum con una calma inusitada para lo demostrado hasta el momento. Incluso el rapero deja de lado el estilo que ha abrazado a lo largo del álbum para fluir algo más sobre la instrumental y arrancarse a cantar en el estribillo, sin forzar claro está. Nacho Picasso y Blue Sky Black Death consiguen con Stoned & Dethroned una locura bien conducida. Seguramente, si ninguna de las dos partes se creyera al 100% que eso fuera posible, el asunto habría quedado en un desastre, hubieran hecho del humor una broma, y no son lo mismo. Entre los tres han logrado que esta propuesta suene bastante seria.

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments