Hace años reconozco que me era imposible tragarme un disco de Napalm Death al completo sin acabar con un fuerte dolor de cabeza. Si las cosas fueran como tienen que ser ahora tampoco podría pero mi reloj biológico parece ir hacia atrás en vez de hacia adelanto porque no hay disco de grind o de brutal death que se me atragante.

Los británicos con Barney Greenway al frente van camino de los treinta años al servicio del grindcore, de quienes todas las bandas del estilo han mamado y nadie debe de pedirles que se reinventen o aportar algo nuevo a la música extrema porque ya lo han hecho.

En ‘Time Waits For No Slave’, que sale bajo la escudería Century Media, estas bestias pardas vuelven con el mismo ímpetu y la mismas ganas que siempre. Es lo primero que editan tras la muerte de su ex compañero Jesse Pintado, que les dejó en 2004 y falleció en 2006, y en él la maquinaria de Napalm Death funciona a pleno rendimiento.

Habrá fans a los que el disco les parezca un poco repetitivo en cuanto a esquemas pero qué más quisieran muchas bandas émulas que ser los autores intelectuales de esos patrones. Lo que es indiscutible es que estos cuatro veteranos se han currado un disco con el que pueden cerrar la boca a quienes hablen de decadencia.

9.1/10

Crossover, mezcla de grind, metal extremo, hardcore punk y una leve arenilla black, Napalm Death se las han arreglado para grabar catorce temas con voces dobladas, riffs thrash, voces death, sección rítmica galopante y letras con conciencia social y crítica corrosiva del concepto de vida occidental es lo que contiene este ‘Time Waits For No Slave’, ‘Strong arm’, ‘Feeling redundant’ o ‘On the brink of extinction’ son prueba suficiente de que los Napalm pueden y de qué manera.

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments