Neil Young ha sido, durante mucho tiempo, alguien que ha retratado como pocos al conjunto de Estados Unidos, y siempre ha sido muy activo a la hora de hablar de la política americana. No obstante, siempre había mantenido su nacionalidad canadiense y nunca había realizado los trámites para obtener el pasaporte americano y poder votar en las elecciones. Algo que pensaba corregir estos días, pero la burocracia le ha disparado una flecha en la rodilla.

Según según ha contado en su página web, Young pasó el examen de ciudadanía y tenía fecha para realizar el juramento. Sin embargo, esto último se ha tenido que retrasar debido al consumo de marihuana por parte del artista de Toronto. La legislación establece que «los aplicantes involucrados en actividades relacionadas con la marihuana pueden carecer de carácter de buena moral si se descubre que han quebrantado varias leyes federales». Tendrá que retrasar el tramite, pero Neil espera poder llegar a tiempo para expresar su opinión sobre la futura presidencia de los Estados Unidos para las inminentes elecciones.