Anuncios

Neptunian Sun — Summoning Tides

Qué fácil es desconsolarse y hacerse el dolido cuando una banda ya no suena como a uno le gusta. Ya sé que para muchos eso de que los gritos son algo que se puede dejar atrás es algo absurdo y me encantaría ponerme en su lugar e intentar comprenderlos. Comprender esa decepción porque Anathema llevan casi veinte años sin tocar Doom Metal o por ver como Katatonia parecen cada vez más interesados en hacerse progresivos que en destrozar altavoces. Pero no puedo, disfruto tanto de los inicios de ambas bandas como de sus posteriores evoluciones.

No obstante, como sé que tienen un vacío dentro de ellos, les traigo una propuesta que debería calmar esa desazón y disfrutar de un buen Doom de calidad. Y no hay que irse muy lejos porque están muy cerca, en Torrellano, Elche. El grupo es Neptunian Sun, un trío donde mucho del peso recae en Antonio Olmos, de Faraday Cage, encargado del bajo y de los teclados, además de realizar las labores de producción y de diseñar la portada de su disco. Aun así, no es menester menoscabar la importante labor que realiza Kike Vargas con las guitarras, que son de lo que más luce en este proyecto, ni el fabuloso trabajo a la batería de Miguel Fernández, conocido también por su labor en grupos tan buenos como Hela, THRONEonMARS (donde también ha tocado Olmos) o Nahrayan.

Juntos han sacado este Summoning Tides (2014, autoeditado), un trabajo donde el Doom Metal instrumental es el vehículo empleado para plasmar sus emociones y desplegar su potencial. A veces más oscuro, a veces más lento, otras más melancólico a la manera de bandas como las mencionadas al principio y en ocasiones acercándose más a bandas más canónicas como Candlemass. Pero la cosa no queda ahí, ya que también vemos desarrollos oníricos casi propios del Post-Rock y algún coqueteo hacia el Black Metal para darle un sabor especial al disco.

7.4/10

Precisamente esa manera de plasmar sus emociones a través de poderosas estructuras y de riffs inmensos le da un plus de intensidad a estas composiciones que suenan naturales y creíbles. Se nota el esfuerzo por hacer temas de buena calidad que además consigan transmitir y conectar con el oyente, haciéndolos más interesantes y agradables de escuchar que un centenar de bandas Doom que son pura pose. Sin duda Neptunian Sun saben como darle un plus a su música para que merezca la pena darles una oportunidad y sea obligatorio seguirlos muy de cerca. No me cabe duda de que en el futuro sabrán proporcionarnos más trabajos tan satisfactorios como este debut, o incluso superiores.

Anuncios