Se hizo silencio. Se hizo silencio y a cada boca yo concedí un deseo. Y empieza a ser recurrente que Nick Cave & the Bad Seeds nos concedan todos y cada uno de los nuestros. Cerca del final de 2013, el jefe de toda esta mierda ha decidido que iba a rematarlo como lo había empezado. Dando lecciones de cómo se hace esto del rock. Y ya da igual que quieras ser el hijo adolescente que quiere revelarse contra el poder establecido del padre todopoderoso. Al final el que manda es él. Y nos gusta. Es nuestro deseo, concedido de nuevo. Damos poder al que sabe gestionarlo, y éstos saben mejor que nadie. Tras el magnífico Push the Sky Away, que no voy a negar que tardó lo suyo en conquistar mi corazón, la banda ha decidido darse un paseo por la emisora californiana KCRW, y dejar g.a.t.o. para la posterioridad.

Live fron KCRW: el salto sin red de Nick Cave & the Bad Seeds

Y es que este año Nick Cave ha apretado tuercas. Se ha arriesgado. Es cierto que la puñetera red que Cave tiene bajo su trapecio podría cubrir un estadio olímpico al completo, ya que una banda como ésta, como la de las malas semillas, que ha dado al mundo lo que ha dado, puede permitirse jugar con el destino a su antojo. Al Nick Cave & the Bad Seeds de naturaleza introspectiva que gobierna con mano de hierro Push the Sky Away ya lo conocíamos previamente, pero lo cierto es que seguramente este disco apostaba fuerte por ese mundo recogido. Difícil apuesta. Nos encanta ese Cave, pero también el megalómano grandilocuente que se regocija en alaridos e intensidad. No le ha temblado el pulso. Han doblado la apuesta. Mismo camino, mismo resultado. Disco en directo con repertorio bastante alejado de lo que entenderíamos por un Greatest Hits. Y nueva maravilla. Será que le salen por defecto.

Live from KCRW está ambientado en un club de luz tan tenue que apenas puedes ver correctamente a un par de metros. Es imposible saber si estás más cerca del baño o de la barra. La barra es importante, en este caso como en todos. El club de tenue luz debe estar temporalmente localizado en cualquier época en la que todavía se podía fumar dentro, en la que los no fumadores todavía sufríamos en nuestros enrojecidos ojos los efectos de una deficiente ventilación. La única luz que realmente se hace un hueco está en el escenario. En el hombre de peinado delirante sentado al piano, y en todos los elegantes acompañantes, perfectos ejecutores de cada uno de sus instrumentos. Si un día tocase en una banda, querría que fuese en los Bad Seeds. Todo está listo para que Nick Cave & the Bad Seeds plasmen de nuevo en notas nuestros más tristes y bajos instintos. Nuestros deseos para navidad. Que pongan voz y melodía a la tristeza y a la derrota.

Live From KCRW se abrocha la camisa

Y sin más ceremonias previas que las ya comentadas, suena una impecable ‘Higgs Boson Blues’. Gloriosamente salida del relativo anonimato. Del yugo bajo el que ‘Jubilee Street’ tuvo sometido a todos y cada uno de los temas de su último disco. Y no le quito razón a esa dictadura, que para eso ‘Jubilee Street’, ausente entre el repertorio escogido para Live from KCRW, es uno de los mejores temas de 2013, pero quizáis no nos haya permitido, entre el humo denso del tabaco, ver más allá. ‘Higgs Boson Blues’, con su gloriosa letra, con ese Nick Cave contador de historias, reivindica un espacio que no debemos quitarle jamás. El Nick Cave umplugged que sigue apareciendo en ‘Far From Me’, del lejano The Boatman’s Call, o la más pretérita todavía, ‘Stranger than Kindness’, que en nada cumple tres décadas, la condenada, y que ha ido envejeciendo tan bien que asusta. Imagino que parte del secreto está en la impecable reinterpretación de la banda

Amo la hipérbole de ‘The Mercy Seat’. Ese grito desesperado, ese llanto incoercible. Todo ese exceso. Precisamente el que mata Nick Cave en la versión de Live from KCRW, reconvirtiéndola en algo igualmente intenso, pero sobre taburete tapizado. Con camisa abrochada, sin autogolpearse el pecho desnudo. Seguramente a unas horas en las que en nuestro oscuro bar todos hemos consumido mucho más alcohol del que hubiese sido responsable, mientras ‘And No More Shall We Part’ nos ahoga el llanto y ‘Wide Lovely Eyes’ o sobre todo ‘Mermaids’ se regodea en lo buenos que son todos, los puñeteros. De nuevo The Boatman’s Call a altísimo nivel con ‘People Ain’t No Good’, otro de los temas gloriosos, que precede a un ‘Push the Sky Away’ casi calcado al original, y con el que todavía me cuesta conectar por completo.

¿Y ahora qué?. ¿Será que Nick Cave se va a dar a la introspección para siempre, que para eso va peinando canas?. ¿Lloraremos la falta de los gritos, de la exageración, de las guitarras ruidosas?. ¿Gastaremos horas y horas en echar de menos a alguien que ya no existe?. Pues no, bonitos, no. Ahí está ‘Jack the Ripper’ para que el sector del morro arrugado consiga distenderlo. Habemus Nick. En plena forma y facultades. Nick Cave & the Bad Seeds siguen haciendo lo que les da la gana, como por inercia, como si lo estúpido fuese permitirse hacerlo de otra forma.

Nick Cave & the Bad Seeds — Live From KCRW

“nota” src=”http://img.hipersonica.com/2013/12/notanick.jpg» class=”izquierda” />No era esperable que Nick Cave & the Bad Seeds fuesen a sacar un disco en directo que resultase ser regulero. Pero esta octava juventud de la banda es insultante. El amor del grupo por las cosas sublimemente hechas, por la oscuridad, la derrota, y las canciones mayúsculas.

* 01. Higgs Boson Blues
* 02. Far From Me
* 03. Stranger Than Kidness
* 04. The Mercy Seat
* 05. And No More Shall We Part
* 06. Wide Lovely Eyes
* 07. Mermaids
* 08. People Ain’t No Good
* 09. Push the Sky Away
* 10. Jack the Ripper

Lo mejor

  • El inicio con ‘Higgs Boson Blues’ es brutal
  • Lo que lucen todos los demás cuando Nick Cave asume un rol más secundario
  • Lo que luce Nick Cave cuando asume el rol de líder

Lo peor

  • No conecto con ‘Push the Sky Away’ (la canción)
  • Tanto cachibache en la portada, para un disco tan desnudo
  • Que apenas tenía alcohol en casa para disfrutarlo como merecía

Nick Cave & the Bad Seeds en Hipersónica

Nick Cave: nada envejece más que pensar que nos hacemos viejos. Repaso discográfico (I)
Nick Cave. Repaso Discográfico (II)
Nick Cave y sus Caveadas

En Hipersónica | Las mejores canciones de Nick Cave

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments