Anuncios

Nickelback — Here And Now: el aquí y ahora de la mediocridad

Algunos lo habéis pedido (o más bien nos habéis desafiado) así que, como parece que os interesa nuestra opinión, o la mía, en este caso, aquí lo tenéis: un repaso a ese fascinante Here And Now que nos acaban de ofrecer los canadienses más “universales” con permiso de Bryan Adams y Alanis Morissette: Nickelback.

Adelanto ya que esta crítica sirve tanto para Here And Now como para sus trabajos anteriores, y, a no ser que el infierno se congele entre la publicación de este álbum y la del próximo, posiblemente también sirva para __________ (rellenar la línea cuando llegue el momento, con el título en cuestión).

Nickelback: previsibilidad, ante todo, previsibivilidad

Y eso lo digo porque, si os gustaron The Long Road, All The Right Reasons y Dark Horse, os gustará, s-i-n-l-u-g-a-r-a-d-u-d-a-s, Here And Now, pues la palabra “evolución” parece desterrada del vocabulario canadiense de Nickelback y sustituida por la palabra “clon”. Clon hasta en el número de cortes de cada uno de los 4 álbumes que os he mencionado: 11 cortes por cada uno de ellos; con precisión alemana. Debe ser el número redondo para la banda de Chad Kroeger, que ven tan sólo la necesidad de cambiar la portada para lanzar un nuevo trabajo al mercado.

https://www.youtube.com/embed/76RbWuFll0Yhttps://www.youtube.com/embed/2c4WMGrWDLY

En la otra máquina, se paren los churros con base de chicle, esos que saben a fresa y son de color rosa; las baladitas empalagosas que sirven para derretir a las quinceañeras y que sustituyen las letras obscenas por los “Iloveyou’s”, los “Imissyou’s” y un poco (no mucho) de conciencia social (‘When We Stand Together’). Eso si, igualmente, mismo patrón para distinta tela, pero al final todos vestidos en serie. Y aquí, en este saco podemos meter, ‘Lullaby’, ‘Trying Not To Love You‘ o ‘Don’t Ever Let It End’, por poner algún ejemplo.

https://www.youtube.com/embed/nhP51K-DaKI

Las diferencias con trabajos anteriores, de hecho, ni siquiera se notan en el cambio en la producción. Para Dark Horse contaron con el conocido productor John Robert Mutt Lange, pero en Here And Now estamos hablando de un trabajo autoproducido, y la cosa no es que salte a la vista precisamente. O bien han aprendido bien ese otro oficio, o el trabajo de Mutt Lange hace 3 años fue prácticamente irrelevante.

Lo más asombroso de todo esto es que su fórmula parece funcionar, produzca quien produzca, y que la gente parece aceptar con ellos eso del “más vale malo conocido…” porque probablemente sean la banda canadiense que más vende en estos momentos, a pesar de ser también la que más se repite.

Here And Now, el caso de las hamburguesas rockeras

Pero la fórmula no es en absoluto nueva; está más que probada y trabajada. Simplemente se trata de pseudo-pop mainstream disfrazado de actitud y acordes rockeros, con guitarras potentes, pero mediocres, para arropar letras y melodías de lo más pop y de lo más insustancial.

https://www.youtube.com/embed/K-ex2xV3Kys

Así que no os engañéis: que suenen guitarras no significa que esto sea buen rock, al igual que el parecido capilar entre Chad Kroeger y Robert Plant no hace que Nickelback sean los nuevos Led Zeppelin. Más bien, como me decía mi compañero Gallego al respecto, estos son los Back Street Boys canadienses, pero con guitarras en lugar de coreografías. (ahí está ‘Holding On To Heaven‘ como prueba, para lo escépticos). En esencia, el grupo de niños de papá con pinta de malotes rebeldes que toda quinceañera adora en el fondo.

https://www.youtube.com/embed/G3dRMl4VB54

Si queréis comparaciones que se ajusten algo más a la realidad, mirad un poco hacia, por ejemplo, Bon Jovi, sobre todo en sus inicios, porque lo más probable es que Nickelback se hayan tenido que comprar una máquina de “churros-chicle” nueva (ya que los de New Jersey no parecen haber puesto aún a la venta en el mercado de segunda mano la suya,) pero la de los “churros-guitarreros” seguro que es la que tenían Bon Jovi a finales de los 80 y principios de los 90. Y a Nickelback seguro que se la han dejado a buen precio.

https://www.youtube.com/embed/cK9o6xtbKbA

Al final, como a Bongiovi y su banda, a Nickelback, con la edad le llegará la hora de deshacerse de la máquina de churros-guitarreros y se quedarán tan sólo con la de churros-chicle. Es la evolución normal en este tipo de bandas y música. Pero eso no será problema para que, en el camino se hayan convertido en el fenómeno groupie que son hoy; si Bon Jovi se hinchan a vender discos, ¿por qué Kroeger y los suyos no lo iban a hacer, si tan sólo han cogido la trasnochada fórmula del éxito de aquellos?

Para resumir, tan sólo deciros que bien, que podéis escuchar a Nickelback y su Here And Now engañándoos a vosotros mismos, pensando que sois unos chicos muy malos y que os gusta el rock duro, pero la realidad es que estaréis escuchando música de películas de quinceañeros norteamericanos.

Pero no me malinterpretéis: no hay nada malo en ello. Podréis seguir viviendo dignamente. Al fin y al cabo, todos sabemos que las hamburguesas no son muy buenas para la salud, y aún así, a la mayoría nos gustan. Así que, nadie se va a morir por engullir 39 escasos minutos de mediocridad e irrelevancia. Eso sí, no lo hagáis muy a menudo, no vayáis a saturar vuestras arterias de colesterol rockero.

Here And Now, tracklist

01. This Means War

02. Bottoms Up

03. When We Stand Together

04. Midnight Queen

05. Gotta Get Me Some

06. Lullaby

07. Kiss It Goodbye

08. Trying Not To Love You

09. Holding On To Heaven

10. Everything I Wanna Do

11. Don’t Ever Let It End

En Hipersónica | Nickelback de vuelta, con ‘When We Stand Together’: perdiendo el poco fuelle que les quedaba | Nickelback: Autores de la peor letra de canción de 2008

Anuncios