https://www.youtube.com/embed/z4nKOzk8qbw

Nicole Scherzinger ha tenido una trayectoria, cuanto menos, irregular desde que dejara de lado The Pussycat Dolls y se lanzara a montar una carrera en solitario sin comprobar si había agua antes de saltar. El que iba a ser su debut en aquel momento se fue desdibujando, quedándose en alguna que otra colaboración puntual y en muchos retrasos que no terminaban por concretar una fecha de lanzamiento.

El resultado de esta frívola epopeya se ha consumado en el que ya es su primer álbum en solitario, titulado Killer Love en lugar de aquel chusco Her Name Is Nicole. Su lanzamiento tuvo lugar el pasado 18 de marzo, y a pesar de que todavía no he tenido presencia de ánimo para ponerme con él, las primeras críticas que se han publicado no lo dejan demasiado bien parado.

Por eso llama todavía más la atención que su nuevo single, ‘Don’t Hold Your Breath‘, haya sido capaz de arrebatarle el número uno a Adele en la lista de éxitos de Reino Unido, desplazándola a un inmerecido segundo puesto tras cuatro semanas imbatida. Con este antecedente, me vi impelida a escuchar la canción intentando apartar de mi mente el resto de experiencias que he tenido con la inmensa mayoría de los trabajos firmados por Nicole Scherzinger — en solitario. En el resultado se aprecia bastante que no repitiera la fórmula pseudoelectrónica de ‘Poison’, su anterior sencillo, y se haya centrado en un pop con cierto tinte de europop. Consigue de esta forma un single mucho más atractivo, pegadizo y entretenido que practicamente cualquier cosa que haya hecho antes como solista. Sería interesante si continuara por estos derroteros en el disco, aunque ni con ésas me parece justificación suficiente como para que haya desterrado a la reina Adele.

Vídeo | Youtube

Vía | Gigwise

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments