No es un secreto la situación de atasco que vive System of a Down como banda a la hora de producir nueva música. Los miembros del grupo han hablado de la situación de forma pública de una forma u otra. El último en poner sus pensamientos en el aire es el batería John Dolmayan.

«Por desgracia, no es algo que esté bajo mi contro. Quise hacer un disco en 2007… y 2009… y 2012… y 2015… y 2018, y estaríamos haciendo un disco ahora si fuera por mí» confiesa el batería en una entrevista para Kerrang. «Mientras sigamos haciendo música de la misma calidad, no había razón para parar de hacer discos, pero no todos en el grupo comparten mi forma de pensar por cualquier motivo».

Para desbloquear la situación, Dolmayan comenta que «He dicho en el pasado que tenemos que poner nuestros egos a un lado cuando tocan este tipo de cosas. Empezamos como una banda con dificultades, ninguno tenía dinero, e intentábamos lograrlo, no porque quisiéramos dinero sino porque teníamos pasión por lo que hacíamos». Para él, «El error fue cuando empezamos a creernos el hype sobre nosotros. Empiezas a creerte lo maravilloso que eres y que todo lo que haces es oro. Si escuchas a los fans en Instagram, te puedes volver loco, porque hay la gran mayoría que te dice lo genial que eres y luego otros te dicen que eres mierda».

«Esto es la realidad de la vida», continúa el batería, «La gente a veces no se entiende o no puede enderezar el camino. Quizá sigan molestos por algo que ocurrió hace 20 años, o quizá quieran crear un nuevo motivo para estar molestos. De todas maneras, es lo que es. Llegados a ciertos puntos, tienes que centrarte en otras cosas».