En otro nuevo episodio de la popular e ilustrativa newsletter de Nick Cave, el cantautor ha respondido más preguntas de sus fans. Ante las crecientes emergencias sociales, se ha visto un incremento en la relevancia de la canción protesta, un arte del que el australiano no ha sido muy participe.

Eso no quiere decir que Cave no sea (o se considere) un escritor apolítico, ya que la política existe en todos los aspectos artísticos. Lo que sí que es cierto es que el músico ha tendido más a explorarse internamente que a explorar lo externo, y rara vez ha caído en lo abiertamente político. Cave ha explicado por qué en su newsletter

 Canciones con agenda política habitan en un espacio diferente. Tienen poca paciencia para los matices, neutralidad o imparcialidad. Su intención es que el mensaje sea tan claro y persuasivo como sea posible. Puede haber gran valor en esta clase canciones, pero normalmente nacen de una particular combinación de rigidez y celo, cosa que yo no poseo. Mis canciones se resisten a puntos de vista fijos, inflexibles. Tienen […] una preocupacón por el sufrimiento común, no jerárquico. No tienen intención de salvar el mundo, sino más bien salvar el alma del mundo…

Supongo que podría escribir una canción protesta, pero creo que, al final, me sentiría comprometido al hacerlo, no porque no hayan cosas a las que fundamentalmente me opongo, que las hay, sino porque estaría usando mis particulares talentos para lidiar con algo que considero moralmente evidente. Personalmente, tengo poca inclinación a hacer eso. Simplemente no es lo que hago.

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments