A pesar de la impresionante actuación de Shakira y Jennifer Lopez en la pasada Super Bowl 2020, con apariciones del calibre de J. Balvin y Bad Bunny, muchos no terminan de estar acuerdo con que se califique esto como uno de los mejores shows del descanso de los últimos años. Más bien todo lo contrario.

«No es apropiado para las familias», «Demasiado sexualmente sugerente» o incluso calificarlo como un «show porno». Expresiones que se encuentran entre las más de 1.312 quejas que ha recibido la Comisión Federal de Comunicaciones a raíz del show. Entre las quejas más celebres está la de un espectador de Tenneessee que, aparentemente, no conoce demasiado los botones de su mando para la televisión: «No me he suscrito al Canal Playboy, no compramos porno por 20 dólares la peli, simplemente queríamos sentarnos en familia y ver la Super Bowl. Dios nos libre de esperar ver fútbol americano y un concierto rápido en vez de que molestasen a nuestros ojos».

El show del descanso obtuvo unas impresionantes cifras de 102 millones de espectadores. Lo que significa que estas quejas la Comisión representan un 0.001% del total de gente que vio el espectáculo. Jennifer Lopez defendió el concierto ante las críticas previas a las quejas oficiales, diciendo que «Ambas somos interpretes respetuosas, somos madres y tenemos hijos y somos muy conscientes de lo que hacemos. Hicimos un show que creo que era una celebración de las mujeres y nuestra cultura latina».

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments