No More Lies — In the Shade of Expectation

“No More Lies — In the shade of expectation” src=”http://img.hipersonica.com/2014/02/no_more_lies_-_in_the_shade_of_expectation.jpg" class=”centro_sinmarco” />

Nada menos que nueve años se han tomado No More Lies para editar su cuarto disco, este In the Shade of Expectation que aparece (con la formación original de la banda intacta) después de un largo período de inactividad, o más bien de actividad dispersa de cada uno de sus miembros. Los dábamos por perdidos, los considerábamos otra pieza extraviada más de aquella escena post-hardcore que se formó sobre todo en Cataluña la década pasada. Ahora, la pregunta, como siempre en estos casos, es si la reunión ha valido la pena o quizá hubiera sido mejor dejar las cosas donde estaban.

El regreso de No More Lies

http://bandcamp.com/EmbeddedPlayer/album=308817107/size=large/bgcol=ffffff/linkcol=0687f5/tracklist=false/artwork=small/t=1/transparent=true/

No es una duda gratuita ni un tópico socorrido con el que arrancar la crítica de un grupo que vuelve después de un prolongado descanso. No More Lies son el perfecto ejemplo de lo que representó el sonido BCore, un sello que supo hacerse un hueco a base de unas señas de identidad muy bien definidas. Están, por tanto, muy asociados a una época muy determinada (y que en cierto modo ya empieza a parecer lejana) y forman parte de una generación de grupos de la que pocos quedan ya en activo y la mayoría de quienes sobreviven se han alejado casi por completo de sus postulados musicales de aquellos tiempos. Volver ahora supone el enorme riesgo de acabar haciendo un ejercicio de mímesis de algo que ya ha pasado, de esforzarse mucho en revivir lo que quizá aquí y ahora ya no tiene demasiado sentido, más allá del mero divertimento.

El riesgo está ahí y desde luego que este disco no inventa nada (ni aspira a ello), pero creo que los de Sant Feliu de Guíxols sortean los peligros con inteligencia. Lo retoman donde lo dejaron hace casi una década con aquel 41º46.5'N 3º1.9'E, es decir, siguiendo una evolución similar a la de algunos de sus compañeros de viaje (como The Unfinished Sympathy), cada vez más alejados del post-hardcore en sentido estricto y más proclives a abrazar sin complejos la parte melódica de su sonido. En muchos momentos se aligera la estructura, se olvidan los retorcimientos y se deja respirar más a las canciones. A veces, incluso, se permiten el lujo de concedernos un estribillo y el resultado se integra dentro de la más absoluta normalidad.

Con prisas

http://bandcamp.com/EmbeddedPlayer/album=308817107/size=large/bgcol=ffffff/linkcol=0687f5/tracklist=false/artwork=small/t=2/transparent=true/

El movimiento quizá no sea tan evidente en los primeros compases de ‘Spiral Desidia’, tema inicial y escogido para adelantar este nuevo trabajo, donde las guitarras afiladas marcan el camino pero los coros ya dan una idea de que aquí el margen de maniobra es mayor. Pero enganchada a ella llega ‘The Urgency Has Gone’, probablemente lo más pop que han hecho nunca, y queda claro que algo sí ha cambiado y que este corte habría tenido un encaje difícil en aquel Seeds of Enthusiasm con el que se presentaron en 1997. Nada que objetar, que quede claro: de hecho, se trata probablemente de la canción más redonda de las que componen el disco.

Estos dos títulos, por cierto, hay que tomárselos con algo de cachondeo porque no hay desidia en In The Shade Of Expectation y, desde luego, urgencia tampoco falta: sus diez cortes pasan como un rayo y cuando terminan todavía nos estamos preguntando cómo han podido ocurrir tantas cosas y tan deprisa en menos de media hora. Y nos lo preguntamos porque no siempre toman No More Lies el camino más fácil en este álbum: el tema titular, por ejemplo, empieza desencadenando una tormenta de la que no sabemos muy bien cómo van a salir, en ‘Convinced’ una larga intro instrumental juega con mil y un cambios de ritmo hasta casi dejar sin tiempo a las voces y ‘Overdrawn’ construye un tempo asfixiante a base de baterías. No faltan, pues, momentos de interés en los que descubrir cosas nuevas y lo que parecía que iba a ser un trabajo más bien lineal acaba desmarcándose con más de una sorpresa escondida.

http://bandcamp.com/EmbeddedPlayer/album=308817107/size=large/bgcol=ffffff/linkcol=0687f5/tracklist=false/artwork=small/t=6/transparent=true/

Y así, In The Shade Of Expectation se convierte en el que probablemente es el mejor disco que podía ser aquí y ahora: una buena panorámica de No More Lies, su trayectoria, su evolución y sus influencias. Del hardcore de Washington al math de Chicago, de Fugazi a Jawbox y de Corn Flakes a Aina. No tienen que esforzarse en volver a ser ellos mismos porque lo siguen siendo y eso es algo que se agradece y le sienta estupendamente al disco. Es cierto, ya no estamos en 2003, pero sigue habiendo sitio para ellos.

7,4

No More Lies — In the Shade of Expectation

Es interesante ver cómo No More Lies cogen canciones rabiosas, las controlan, las vacilan, las marean y luego las sueltan, de tal forma que acaban siendo algo diferente a lo que parecía que iban a ser en un principio. Explosiones de gritos y guitarras a ratos bajo control, a ratos desatadas: la fórmula ya la conocemos, pero sigue funcionando.

01. Spiral Desidia
02. The Urgency Has Gone
03. In The Shade of Expectation
04. Daily Smile Commitment
05. Dear System
06. Friends, Neighbours & Criminals
07. Convinced
08. Wrong Stage, Bad Scenario
09. Overdrawn
10. Foundation Stone

Lo mejor

  • Parece que no se hayan ido nunca.
  • Los cortes melódicos como ‘The Urgency Has Gone’ funcionan bien.
  • La segunda mitad del disco, algo más densa, tampoco desmerece.

Lo peor

  • Va todo tan rápido que en algún momento te quedas con ganas de que las canciones den más de sí.
  • Haber tenido que esperar tanto.

Anuncios