Este año se cumple el 25 aniversario de la publicación del primer trabajo de Foo Fighters. La banda de Dave Grohl se ha convertido en una de las bandas de rock más grandes del planeta, pero nació con otra intención diferente, más como un bote salvavidas para Grohl tras el fin de Nirvana.

El suicidio de Kurt Cobain em 1994 supuso un duro golpe a nivel mundial, pero Grohl fue uno de los afectados más cercanos. En una entrevista para Apple Music ha explicado como le costó volver a tener entusiasmo por la música tras la muerte de su compañero y amigo, y cómo acabó formando la banda de su vida.

Empecé a recibir llamadas de gente que me preguntó si quería tocar la batería con ellos o unirme a otra banda, y en ese momento no lo veía claro. Siempre llegaba a casa tras las giras y grababa canciones yo solo, pero ese sentimiento se había marchado. Realmente no quería escribir o incluso escuchar música, mucho menos unirme a una banda y tocar. Así que, eventualmente, me levanté del sofá y pensé ‘Vale, siempre he amado tocar música y siempre he amado escribir y grabar canciones por mi cuenta. Así que siento que tengo que hacer eso simplemente por mí mismo.

El resto es historia.

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments