Norah Jones está de vuelta: se viene arriba con sus ‘Happy pills’

“Norah Jones — Little Broken Hearts” src=”http://img.hipersonica.com/2012/02/Norah-Jones-Little-Broken-Hearts.jpg" class=”centro” />

Este año 2012 se cumplen 10 de la irrupción escandalosamente exitosa de Norah Jones en el mundo de la música, más que por los millones de discos vendidos por su debut Come Away With Me, por sus 8 premios Grammy para una debutante como ella.

Probablemente a lo largo de estos años hemos relativizado sus aptitutes como compositora como intérprete, y al igual que la otra dama de la música contemporánea americana (en la liga de las chicas que no basan su éxito en la superficie corporal que enseñan o en las coreografías en la frontera de la sensualidad, incluso cruzándola explícitamente), Alicia Keys, su fenómeno ha disminuido en rutilancia, pero han conformado una trayectoria digna.

Si la imagen y el sonido que asociamos a Norah Jones es una amalgama de pop, soul y jazz, en esta ocasión se acerca tímidamente a un territorio urban, de manera que casi podemos entroncarla con algunas canciones del debut de Lily Allen. La pegajosa base rítmica y los sensuales coros envuelven a su voz como desinhibiéndola, sacando la chica sexy que se escondía en la intimidad de la chica sensible que nos había presentado hasta ahora. Avanzando en la comparación, suena como una Lauryn Hill blanca.

Queda por ver si este cambio de rumbo es algo puntual o está presente a lo largo de todo el disco, que se publicará el próximo 1 de mayo en el sello Blue Note Records. Estaremos atentos, que ya sabemos del talento de Norah y de la habilidad en el estudio de Danger Mouse.

Vía | Stereogum

Audio | Soundcloud

Más en Hipersónica | Norah Jones, otra que se apunta a la producción de Danger Mouse para su próximo álbum: Little Broken Hearts

 

Anuncios