Llegó la hora del arrepentimiento. Kirk Hammett acaba de confesar en el podcast ‘Let There Be Talk’, de Dean Delray, que Metallica no consiguieron “marcar la diferencia” al iniciar acciones legales contra Napster en 2000.

«Lo asombroso ahora es en aquel entonces, la gente nos decía: “dentro de 20 años, miraremos hacia atrás y diremos: ¡Maldita sea! Hicimos lo correcto”. Pero no marcamos ninguna diferencia, no conseguimos nada. Sucedió lo que tenía que suceder. Y no pudimos detenerlo, porque era más grande que cualquiera de nosotros, era una tendencia que hundió la puta industria de la música. No había manera de que pudiéramos detenerla. De repente, fue mejor obtener música y no pagar por ella”.

La era de los trovadores

Hammet continúa:

“De repente, todos nosotros volvimos a la era de los trovadores. Es en los conciertos donde ahora está la única fuente de ingresos de los músicos. Y eso es genial, porque realmente separa entre quién quiere hacer esto de verdad y quién está aquí por la puta pose. … Verás quién le apasiona y quién está realmente interesado en el arte, y luego verás quién no está tan apasionado y se dedica al comercio. «

Y concluye con un juego de ciencia ficción un poco inverosímil:

“Tal vez las cosas podrían cambiar. Tal vez, de repente, la gente comenzará a preferir los CD o cualquier formato frente a lo que está disponible ahora. ¿Quién puede decirlo? Quiero decir: si todo cambió tan rápido en ese momento, también podría cambiar tan rápido ahora».

Aunque el caso de Metallica vs Napster se resolvió fuera de los tribunales, más de 300,000 usuarios fueron baneados de Napster y la imagen del grupo sufrió un coste inmenso.

En Hipersónica | Los discos de Metallica ordenados de peor a mejor