Todavía lamentamos la inesperada muerte de Florian Schneider, uno de los pilares fundamentales de esos gigantes de la electrónica que son Kraftwerk. Y a todos los que lamentan esta perdida se suma Peter Hook, reconocible miembro de Joy Division y New Order.

En una extensa conversación con NME, el músico británico ha recordado lo mucho que le marcó la seminal música del conjunto teutón, tanto en lo personal como en lo artístico:

Me puse muy triste cuando me enteré de la muerte de Florian Schneider. Mi primer recuerdo de Kraftwerk fue recibir un LP de Ian Curtis. Me dio el Autobahn y luego el Trans Europe Express. Me quedé totalmente hipnotizado con ambos. Ian sugirió que cada vez que Joy Division subiese al escenario, deberíamos tocar ‘Trans Europe Express’. Lo hicimos desde nuestro primer concierto hasta prácticamente el último.

La educación musical de Ian era fantástica. Nos enseñó todo, desde The Doors a Can. Nos ponía todos estos artistas a Barney [Summer] y a mí y se volvieron importantes para nosotros. Kraftwerk han estado muy ligados con Joy Division, pero no fue hasta que formamos New Order y nos podíamos permitir los juguetes que nuestra fuente de inspiración se volvió ‘Vamos a copiar a Kraftwerk’. Su música era seductoramente simple, pero imposible de replicar.

Pero no sólo fue un grupo transcendental para Hook, sino que fueron importantísimos para la historia de la música, como explica el artista inglés:

Kraftwerk fueron una influencia enorme para nosotros, tanto musicalmente como estilísticamente. Ian estaba tan asombrado con su manera de vestir y cómo actuaban tanto como con su música. Era el perfecto triángulo. Si escuchas mucha de la música de ahora, puedes apreciar la influencia de Kraftwerk por completo. Es gracioso, porque recuerdo ver a Kraftwerk cuando el acid house empezó a petarlo y fue la primera vez que no lo disfruté, yo estaba deseoso de un ritmo 4/4. Recuerdo pensar ‘¿En qué te has convertido, Hooky?’.

Estaban muy por delante del resto, incluso desde el punto de vista electrónico. Hacían sus propios secuenciadores años antes que el resto. Recuerdo verlos en el Free Trade Hall de Manchester en la gira donde no se subían al escenario. Era alucinante ir a un recinto lleno, viendo a cuatro maniquís y que se saliesen con la suya porque la música era maravillosa. Tenían una P.A. cuadrafónica en el Free Trade Hall, y es algo que copiamos en New Order tan pronto como pudimos.

Hook, por último, recuerda la oportunidad perdida de conocer a Schneider.

Nunca lo conocí. El último concierto que tocaron con Florian fue en un festival en España en 2006, y nosotros tocábamos también (y también Snoop Dogg). Barney estaba en una condición pobre, por decirlo de algún modo. Él estaba muy alegre y desesperado por ir a hablar con Kraftwerk. Mi esposa siempre me recuerda cómo dejé pasar la oportunidad, ¡pero fue a su vestuario y estaba tan perjudicado que le pidieron que se marchase! En cierta manera, ha sido lo mejor que yo no fuese.

Estábamos en el mismo hotel que Kraftwerk. Recuerdo estar en la cola para registrarme y miraba a Florian Schneider y la manera en la que se vestía con un traje de nailon futurista. Yo pensaba ‘Estás de descanso y sigues superando los límites’. Pero no hablé. No habría sabido qué decir a alguien que me ha inspirado tanto. Que haya muerto es lo más triste del mundo. La pasada semana también murió Dave Greenfield de The Stranglers. Era otra banda que veía de niño, deseando y esperando poder estar en su lugar algún día. Estas cosas te hacen sentir mortal.

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments