Sabes que una serie es realmente buenísima cuando tiene de esas escenas fantásticas e imborrables que podrías estar viendo en bucle un rato bien largo. Incluso desde lo más sencillo son capaces de quedarse en tu retina para no salir nunca. Six Feet Under (a.k.a. A dos metros bajo tierra por estos lares) tiene varias de ellas y una de ellas caló bien hondo dentro de mí. Era del episodio cinco de la tercera temporada. No entraré en muchos detalles por si alguno ha cometido la insensatez de no ver dicha serie, pero en la escena podemos ver a uno de sus protagonistas, Nate Fisher, fantaseando con la posibilidad de romper con todo, pisar el acelerador y dejar todo atrás con una risa liberadora, un cigarro en la mano, el espíritu de un muerto de copiloto y la radio a todo volumen.

Un instante fascinante amplificado por la canción escogida para acompañar dicha escena. La atinada elección del ‘Not Dead Yet’ de The Bad Examples sin duda contribuyó mucho para hacer más significativa y simbólica la situación, convertirla en uno de esos puntos a los que el espectador termina cogiendo un gran cariño. Y también sirve para poder reivindicar una canción tan irresistible como esta, asociada eternamente para muchos como un himno de liberación contra la rutina y las ataduras, pero también un cántico para expresar que no importa cuántos golpes termines recibiendo, siempre puedes levantarte y decir la última palabra.

https://www.youtube.com/embed/Bh_1uz-xlC0

No voy a hablar de The Bad Examples como unos eternos infravalorados que el tiempo ha dejado injustamente atrás. No hay tanto que rascar en la carrera de Ralph Covert (sí, ese Ralph Covert) y compañía, pero ahí dejaron un jitazo tan inmortal como este. Eso sí, salió como veinte años antes de lo debido, sino hablaríamos de todo un himno de rock. El descarado espíritu rock and roll y canalla de la canción no cuadraba en una época donde lo más interesante del rock estaba en las radios universitarias e iba en una dirección muy distinta. Tampoco contaba con la suficiente melodía irresistible para colar como himno de power pop, así que la canción quedaba bastante desubicada.

No obstante, la canción llegó a calar bastante en las radios y hasta Styx la han llegado a versionar. Por suerte queda esa gente que sabe apreciar la calidad de la pieza de The Bad Examples y no duda en compartirla para reivindicarla a la mínima oportunidad. Sirva este post como ejemplo. Nunca es tarde para rendirse a sus adictivos ritmos, su gancho irresistible y su buena pegada. ‘Not Dead Yet’ es un jitazo de puro rock que a poco que os aproximéis a él se os pega como una lapa y ya no os suelta hasta que os canséis de berrear su energético estribillo.

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments