Nueva Vulcano — Novelería

Si hay algo que caracteriza a los chicos de Nueva Vulcano es su personal y talentosa forma de sonar y de contar. Y digo bien, sonar y contar, porque ellos no solo quieren rasgar guitarras y golpear tímpanos con bases rítmicas y sólidas, también quieren colmar su imaginación con letras contundentes e insaciables, que se alejan de las obviedades con rima e ingenio.

Han pasado más de seis años desde la publicación de su último álbum, Los peces de colores (BCore, 2009), el que para muchos fue en su momento su mejor trabajo, y aunque tengo algunas dudas sobre si secundar o no esa afirmación (no olvidemos esos primeros pelotazos que fueron ‘Sagrada Familia’ o ‘El día de mañana’ allá por el 2005), lo que sí que sé es que en ese disco están muchas de las canciones más bonitas que Nueva Vulcano se han sacado de dentro. ‘Dulce y ácida’, ‘Te debo un baile’ o ‘El ataque’ son temas brillantes y generosos, temas que celebrar. Pero ya estaba siendo demasiado el tiempo que llevaban alejados de casa, la espera ha sido suficientemente larga como para tenerle ganas, muchas ganas a este Novelería (BCore, 2015).

Conócete. Acéptate. Supérate

Su furia guitarrera y su actitud no son una pose, son un estilo de vida hacia el que se han mantenido coherentes

Con estas palabras firmes y contundentes regresa el trío de Barcelona en uno de los temas que lo tiene todo para convertirse en uno de sus nuevos himnos atemporales, ‘Pop y espiritualidad’. Y estas son las palabras a las que quizás ellos les han sido más fieles. Procedentes de algunas de las bandas más conocidas del panorama alternativo de los 90 (Artur Estrada lideraba Aina, Wences Aparicio formaba parte de Shanty Rd y Albert Guàrdia hacía lo propio en The Moon Men), los tres músicos unieron ganas y talento en Nueva Vulcano, irrumpiendo en la escena underground española para darnos muchas alegrías desde entonces. Tras más de una década tocando juntos, se conocen muy bien, saben cómo quieren sonar y qué quieren contar y, por supuesto, superarse ha sido siempre algo presente entre sus planes. Su furia guitarrera y su actitud no son una pose, son un estilo de vida hacia el que se han mantenido coherentes, sin dejar de ser por el camino innovadores e inquietos.

https://www.youtube.com/embed/bkaqir4ZKx8

Nueva Vulcano hacen Rock. Y así lo marcan sus guitarras, que beben del indie americano y de la escena más pura de Washington DC, de la que se declaran fans, un bajo protagonista en muchos más momentos de lo que estamos acostumbrados, una batería arrolladora y su mejor marca de identidad, esa voz que lanza balas cargadas con historias más o menos descifrables. Ya lo decíamos antes, seis años pueden ser muchos años en silencio si se trata de música, pero en este caso no parece haber sido algo que reprocharles, Nueva Vulcano siguen siendo los mismos, su nuevo disco solo muestra las buenas formas que supieron encontrar hace un tiempo y que han sabido mantener.

Este disco sigue mostrando las buenas formas que supieron encontrar hace un tiempo y que han sabido mantener

Su música siempre se ha caracterizado por mantenerse al margen de las estructuras más comunes, en busca de sonidos grandes y potentes, pero siempre lejos del desagrado. Puede que sí que haya algo de novedad en Novelería con respecto a los trabajos anteriores, aquí hay unas canciones con letras más explícitas y con pequeñas dosis de melodías pop que se dejan ver en más momentos que antes. Tras un inicio con ‘El mirlo’ que marca bien las pautas de lo que serán los próximos minutos de música, ‘Pop y espiritualidad’ y ‘80% de agua’ esconden probablemente los estribillos más memorables de Novelería.

https://www.youtube.com/embed/CCsidHosfI0

‘Rabindranath’ tiene esas melodías imperfectas bañadas en los sonidos de DC y ‘Hemos hecho cosas’ juega con la autorreivindicación y la ironía con ayuda del parafraseo y ritmos firmes. Con ‘La jota’ dicen adiós mientras se apuntan otro himno más, irradiando una eléctrica juventud, uno de los temas que seguramente más se disfrutarán en los directos, con un final que se queda dando vueltas y más vueltas, ahí suspendido, sin querer apagarse del todo, contorneándose entre crescendos, descrecendos y distorsiones. Como diciendo, nos vamos, pero nos hemos dejado cosas muy buenas dentro, volvemos pronto.

7.8/10

Se han tomado un respiro y les ha sentado bien. Nueva Vulcano vienen llenos de gracia, tal y como nos dejaron hace unos años. Han vuelto porque necesitan contar cosas, porque son incansables y siguen ansiando descargar electricidad con sus historias y apisonar con sus ritmos. Puede que ya se hayan convertido en una banda de culto, de esas que no pararán de sumar adeptos de aquí en adelante y de las que muchos beberán en el futuro. Yo lo único que quiero es que este estado de gracia no se les apague nunca.