Vale, igual debería haber titulado ‘Nueve discos de los que Hipersónica ha pasado en 2014’, pero no importa, ya sabéis lo que nos gusta hacer estos post.Es difícil abarcar todo lo que da de sí un año y es inevitable que o bien se nos pasen por alto algunos álbumes, o directamente que no lleguemos porque tenemos cantidad de cosas pendientes que dar. Esto suele ser lo más habitual. En cualquier caso, vamos allá con algunos LPs de los que deberíamos haber hablado más específicamente. Aprovechamos el último día de enero y que es finde para hacer los deberes. Desde prometedores de debuts hasta veteranos anglosajones, pasando por grupos desconocidos, aquí van nueve álbumes de los que seguro puedes extraer algo positivo.

Beverly — Careers

Careers (Canine, 2014) ha sido el debut de los estadounidenses Beverly, cuarteto liderado por Drew Citron (Avan Lava), la vocalista, y Frankie Rose, la batería, conocida de sobra por formar parte de Crystal Stilts, Vivian Girls o Dum Dum Girls. Un debut que no ha hecho mucho ruido pero que fácilmente llama nuestra atención por el gancho de sus canciones, especialmente de la que abre el disco, ‘Madora’. Píldoras de noise combinadas con punteos guitarrísticos propios de grupos como precisamente Vivian Girls o Dum Dum Girls. Pero es esa capa de distorsión que cubre las canciones su principal arma. Reúnen muchas condiciones para que tengamos esperanzas en la formación, sus adictivas melodías, su querencia por guitarras de amagos jungle, el desgarro noise o la suavez voz de las vocalistas dan muestra de ello. Un álbum que en ocasiones cae en demasiados espacios manidos (demasiado fuerte apuntaba el primer tema), pero en general es para tenerlo en cuenta.

Each Other — Being Elastic

Seguimos hablando de debutantes (en formato LP), esta vez con los canadienses Each Other y Being Elastic (Lefse, 2014). Un grupo bastante interesante porque a pesar de que juega en la liga de los indierockers, no es el prototípico grupo. Tiene un toque de psicodelia que es lo que le desmarca de cantidad de grupos y a la vez su punta de lanza. Por otra parte, tampoco se meten en el lodazal del ruidismo o el pedal de distorsión y otros grupos que se sabe todo hijo de vecino. Tienen detalles sutiles como el sutil y delicado cambio en el tema final, ‘Relative Supervision’. Habrá que seguirles la pista por esa propuesta tan poco común.

La Sera — Hour of the Dawn

A pesar de que el encargado de hablar aquí de las chicas con guitarra es DOC, voy a rescatar este trabajo de La Sera (fue la bajista de Vivian Girls), Hour of the Dawn (Hardly Art, 2014). Un álbum para todos aquellos y aquellas que han tenido sus momentos de gratitud escuchando a Angel Olsen, Torres, Julie Doiron o cualquier proyecto actual de esta nueva ola de solistas femeninas con su guitarra o de grupos liderados por chicas. Aunque La Sera vira más hacia coordenadas poperas, tampoco está falta de momentos bastante guitarreros como el que abre el disco: ‘Losing To The Dark’. No ha pegado tan fuerte como el de Olsen este año, por ejemplo, pero transmite buenas vibraciones y cierta variedad en la que hay casi para todos los gustos.

Blank Realm — Grassed In

Grassed Inn (Fire, 2014) de los australianos Blank Realm fue uno de los álbumes más tempraneros de 2014 y uno de los que más dio que hablar en esos primeros instantes del pasado año. Por aquí creo que no llegamos a comentar nada de él, y tampoco es que el disco tenga alguna arista que sea digna de ser escudriñada, pero tiene varios temas que tienen su gracia. Y más sabiendo que se mueve por el terreno de la psicodelia -una de las cosas que más nos gustan en esta casa- y que tiene un toque de pop que por momentos sabe muy bien. Un trabajo irregular que tiene lo mejor en sus primeros instantes y en los finales.

Neighbors — Will You Please Be Quiet, Please?

Will You Please Be Quiet, Please? (Beating A Dead Horse, 2014) es también el debut en largo del grupo de Seattle Neighbors, su parto ha tenido lugar en el mismo sello que en el de Posse. Se presenta ante nosotros como el clásico grupo (random) de guitarras americano, con un toque jovial y despreocupado, pequeños himnos para brindar con los colegas por la vida, divagando siempre por territorios comunes entre indie rock y melodías fáciles para que entren fácil por tus oídos. Un debut modesto que tampoco supone una gran promesa, pero que sin embargo tiene detalles que indican que el grupo tiene madera para aspirar a algo más.

Tijuana Panthers — Wayne Interest

De los estadounidenses Tijuana Panthers no hablamos más de ellos más que aquél jitazo semanal que tanto prometía, ‘Cherry Street’. Su ritmo surfero y su raigambre garagera prometían un disco divertido, máxime viendo los adelantos. Pero Wayne Interest (Innovative Leisure, 2014) se acaba convirtiendo un un álbum del que hay poco que rascar. Y no por sus planteamientos, a los que se les puede sacar bastante lustre, sino por la monotonía que sufres al escucharlo entero. Una buena propuesta pero ejecutada por el mismo corte en prácticamente casi todas las canciones. Eso sí, hay temas que yo me pondría a toda pastilla para ir a la playa. Y si no es que estáis muertos por dentro.

Ex Hex — Rips

Hace poco hablábamos del regreso de Sleater-Kinney, y de que algunas de sus integrantes habían pasado por Wild Flag, el supergrupo formado por mujeres de clásicos noventeros. Entre ellas estaba Mary Timony (Helium, Autoclave), que hoy lidera Ex Hex, grupo del que hablamos en algún momento de 2014 por su prometedor single. Ahora, con su LP, Rips (Merge, 2014), ya hemos tenido una idea más amplia del proyecto de Timony. Bastante conservador por sus guitarras canónicas, en el espectro del indie rock y el power pop, aunque con temas interesantes que demuestran que muchas artistas de esta generación aún tienen ganas de dar guerra. Lo cual es genial.

Joseph Airport — Stronger and Better

Uno de tantos grupos recomendables con los que uno se puede topar en bandcamp. Stronger and Better (Rockathon, 2014) de los norteamericanos Joseph Airport ha sido editado en España por Mascarpone Discos. Un debut de 25 canciones -algunas muy cortas- en las que se dan cita cameos psicodélicos, experimentación y bastantes pasajes lo-fi. Un grupo aún por curtir, pero que en algunas de sus canciones demuestra tener una buena base para crecer y proyectarse más allá de Detroit, su campamento base. Además, su descubridor y editor del disco ha sido Robert Pollard (de Guided By Voices). Algo tienen.

The Vaselines — V for Vaselines

Unos clásicos como la copa de un pino, admirados por muchos (Kurt Cobain entre ellos), y uno de los clásicos del pop en su vertiente guitarrera. Es el tercer disco de los escoceses -ellos a su ritmo-, pero V for Vaselines (Rosary Music, 2014) parece que hizo más ruido cuando se supo de él que después. Y sí, nosotros también hemos pasado un poco de ellos, pero injustamente. Sin llegar a la altura de Dum-Dum, cuando eran más ruidistas, o de sus epés, donde están sus canciones más emblemáticas, ellos se manejan bien en esta vertiente más de pop de guitarras que ha venido configurando sus últimos tiempos, como ya hicieran con Sex With an X (Sub Pop, 2010). Manteniéndose regulares. Y en temas como este de su nuevo álbum lo vemos:

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments