Obsequiae — Aria of Vernal Tombs

Pese a que la simbología medieval ha dominado las distintas narrativas del Metal desde sus inicios, los parámetros de su música jamás han sido explorados. Sus iconos, sin embargo, sí han quedado asociados de forma universal a determinados géneros, siendo frecuentes las excursiones líricas alrededor de las mazmorras, los castillos, los dragones, los cantares de gesta y un sinfín de tópicos y clichés que poco han contribuido a que nadie se interese de forma seria por la Edad Media. En lo sonoro, más allá de ocasionales arreglos barrocos, el desinterés ha sido la norma. Hay excepciones, como aquellos Ulver interesados en el folclore noruego — debidamente explorado, sin embargo, en un disco no Metal, Kveldssange (Head Not Found, 1996) — , pero son las menos. La norma es pasar por encima de la antiquísima música medieval.

http://bandcamp.com/EmbeddedPlayer/album=1937352298/size=large/bgcol=ffffff/linkcol=0687f5/tracklist=false/artwork=small/track=56094092/transparent=true/

Tanto en su disco debut, Suspended in the Brume of Eos (Bindrune, 2011), como ahora en Aria of Vernal Tombs (20 Buck Spin, 2015), Obsequiae suponen una rara pero muy agradecida ruptura. Para ellos el medievo no es un mero marco temático sobre el que desplegar un puñado de brazaletes con pinchos, tipografías góticas y lóbregas mazmorras, sino un tapiz sobre el que desarrollar un estilo muy particular de Black Metal enraizado en esquemas sonoros medievales. Constituye Aria of Vernal Tombs, por tanto, una propuesta de lo más interesante. Al frente de la misma se ubica el líder de Obsequiae, Tanner Anderson, longevo personaje de la escena Metal underground norteamericana que con anterioridad a este proyecto ya se había hecho cierto nombre gracias a Autumnal Winds y que, tanto entonces como ahora, opta por firmar sus trabajos bajo el pseudónimo de Blondel de Nesle, oscuro trovador francés del siglo XIII.

Aquí no sólo encontramos deliciosos paisajes de arpa medieval tocados con maestría por Vicente La Camera Mariño — canario — , sino canciones inspiradas directamente en antiguas cantigas francesas

Anderson, ya vemos, no dispara al aire un marco limitado de referencias sobre la Edad Media, sino que explora la explora con cierta conciencia y juega con ella en un discurso musical acorde a los tiempos que corren. Eso es exactamente Obsequiae, un viaje al pasado a través del futuro del Black Metal, el género que no encuentra límites a su mutación constante. En Aria of Vernal Tombs no sólo encontramos deliciosos paisajes de arpa medieval tocados con maestría por Vicente La Camera Mariño — canario — , sino canciones inspiradas directamente en antiguas cantigas francesas rescatadas del olvido por Anderson y sus compañeros. Obsequiae van más allá de la lírica e insertan parte de la arquitectura sonora medieval, de su legado, en violentas sacudidas de guitarras distorsionadas y voces angustiosas. En última instancia, Aria of Vernal Tombs es un disco de Black Metal, lo esencial, al fin y al cabo.

http://bandcamp.com/EmbeddedPlayer/album=1937352298/size=large/bgcol=ffffff/linkcol=0687f5/tracklist=false/artwork=small/track=3237003057/transparent=true/

Pero hay que matizar algo: pese a lo imaginativo de su propuesta, Obsequiae pecan en la ejecución de cierta planicie. Si bien en lo conceptual ofrecen elementos innovadores, a nivel práctico resultan conservadores, tendiendo a un clasicismo demasiado deudor de los noventa, felizmente superados por un género en constante y muy excitante expansión. Obsequiae no destacan a nivel técnico, la producción tampoco es soberbia — cuando el obligado amateurismo ya se ha dejado atrás — y las canciones se articulan en torno a secciones repetitivas y previsibles, sin pizca del volcado emocional o de la riqueza instrumental sí presente en otros grupos contemporáneos. Es más, la inclusión del arpa queda marginada de forma radical a sus ejecuciones en solitario. Obsequiae, al contrario que Panopticon, no logran fusionar los dos polos de su música, y por el camino pierden atractivo.

6.4/10

El juego de guitarras es excelente, por supuesto, como cabe esperar de cualquier grupo Black Metal que se precie. Y pese a ser monolíticos, el grupo gana enteros al utilizar con frecuencia un inglés de rango arcaico, plenamente acorde a la idea central de su música — pero sin caer, creemos, en los modos de pronunciación de la lengua inglesa antes del Great Vowel Shift, lo que sin duda haría de ellos una rareza sin comparación — . Aria of Vernal Tombs ha logrado un importante espaldarazo por ciertas publicaciones no especializadas en la materia, y eso les está poniendo poco a poco en el ojo del huracán. Es quizá el punto álgido de Anderson tras dos décadas dedicado al Metal, pero, esperemos, quizá el mejor aún esté por llegar.

Anuncios