Nos encontramos ante un nuevo caso de una banda progresiva nacional que se atreve con una versión deconstruida e imaginativa de una canción de tempo menos intrincado y hasta más punk. En esta ocasión, son los barceloneses Obsidian Kingdom dando un lavado de cara total a ‘Breed’, uno de los cañonazos de aquel mítico Nevermind (DGC, 1991) lanzado por Nirvana. Aunque sabemos que es ‘Breed’ porque lo pone en el título, porque la chapa y pintura que hace este grupo ha convertido esta canción en algo totalmente diferente. La jugada, desde luego, es muy arriesgada. ¿Os convence el resultado?

Mientras tanto, seguimos a la espera de novedades del segundo disco del conjunto catalán, confiando en que nos será tanto o más grato que su maravilloso Mantiis (autoeditado, 2012).

Artículo anteriorA Henry Rollins le encanta el peso de las mentiras
Artículo siguienteMy Expansive Awareness — My Expansive Awareness

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.