Anuncios

Ovlov — am: jóvenes, haced mucho ruido

Hay discos que no merecen un pasado tan cruel. Ovlov sería un grupo absolutamente fantástico si no hubieran existido antes que él otros centenares de grupos casi tan fantásticos, igual de fantásticos o más fantásticos que ellos. Es el problema de vivir a partir del homenaje: que el pasado acecha como una cruel losa, dispuesto a echar por tierra lo que con tanta ingenuidad y fervor juvenil se ha construido. No importa lo bien que estén pensadas las canciones de am — casualmente el mismo nombre que Arctic Monkeys han elegido para su quinto disco, del que sólo puedo decir que es plano y aburrido hasta decir basta — porque siempre, cada segundo, un martilleante pensamiento inunda mi cerebro: “Dinosaur Jr., Dinosaur Jr., Dinosaur Jr., Dinosaur Jr., Dinosaur Jr., Dinosaur Jr., Dinosaur Jr., ad inifitum”. Esto tiene un aspecto positivo y uno negativo: como Dinosaur Jr. es una de mis bandas favoritas de siempre jamás, Ovlov me gustan por defecto; pero como Dinosaur Jr. es una de mis bandas favoritas de siempre jamás, Ovlov no les llegan ni a la suela del zapato.

https://bandcamp.com/EmbeddedPlayer/album=241498327/size=medium/bgcol=ffffff/linkcol=0687f5/t=5/transparent=true/

Y así, ante semejante dilema de preferencias llego al final de am, un disco que, como decíamos más arriba, no se merece un pasado tan cruel. De modo que planteemos la situación desde otro punto de vista. Ovlov sin duda es un grupo de jóvenes chavales norteamericanos cuya pasión es hacer el mayor ruido posible dentro de melodías más o menos armónicas. Esto es lo que esencialmente vino a significar el Indie Rock de los ochenta, aquel que combatía y no era combatido. De modo que basta de pasado: Ovlov son el aquí y el ahora. Así que sus canciones sólo se enfrentan a sí mismas y al efecto que puedan lograr en el joven oyente que llegue a ellas — joven habrá de ser, sin duda, puesto que cualquier otro oído demasiado experimentado en este campo sólo podrá despachar con aburrimiento am — . ¿Son capaces las canciones de Ovlov de superar la prueba de su tiempo? Supongo que cualquier chaval de quince años que escuche esto sentirá un fuerte impulso agresivo, desgarrador y violento. De modo que sí: ‘Milk’ es sin duda una gran canción.

El Lo-fi que no estaba triste y azul

Jugando dentro de referencias contemporáneas al grupo, Ovlov son el reverso chungo de Yuck. De los Yuck de hace dos años, aquellos que sí hacían canciones memorables, vitales e imprescindibles, no de los Yuck de este mismo año, para quienes al menos no han matado a nadie sería un bonito halago. am es un disco muchísimo más grandilocuente que aquel primer disco de Yuck. Si el grupo británico aspiraba a sonar sucio pero dentro de unos parámetros bastante controlados, Ovlov pasan de cualquier atisbo de limpieza. Las guitarras viven de forma permanente en el desmadre, a ratos suenan mal pero gitantes, a ratos suenan mejor pero aún más gigantes, y de fondo pervive la sensación de un trabajo casi improvisado, donde la producción es inexistente y lo importante era hacer del Lo-fi un ejercicio de rabia descontrolada. En este sentido sólo queda aplaudirles: me parece perfecto que un grupo decida sacudir el estigma que miles de nuevos grupos parecen empeñados en poner a la baja fidelidad. La escasez de medios no tiene por qué ser lánguida por defecto.

https://bandcamp.com/EmbeddedPlayer/album=241498327/size=medium/bgcol=ffffff/linkcol=0687f5/t=1/transparent=true/

Canciones que están muy bien: ‘Grapes’, ‘Milk’, ‘Moth Rock’, ‘There’s My Dini!’, ‘Blue Baby’. No exentas de interrogantes: después de diez canciones, da la sensación de que, efectivamente, Ovlov se están repitiendo hasta la extenuación. Y esto no viene acompañado de un nivel regular en la euforia que me provocan todas las canciones, sino todo lo contrario. Canciones que no están tan bien: ‘Nü Punk’, ‘Where’s My Dini?’, ‘Really Bees’, ‘The Great Alligator’.

6/10

Canción de la que no sé muy bien qué decir porque representa todo lo que me gusta y todo lo que me aburre de Ovlov: ‘The Well’. Escuchada con atención, no es una canción de Ovlov: es de Mascis. Un descarte de Dinosaur Jr. que en manos de Ovlov queda estupendamente. Pero un descarte al fin y al cabo. am es un disco de ratos: dentro de un tiempo lo veré por ahí y me acordaré de él y diré, “oh, qué disco tan furioso”, y sonreiré un segundo y luego lo olvidaré. Pero Ovlov acaban de empezar, de modo que seguro que me acordaré más de ellos en el futuro. Y espero que para mejor.

Anuncios