Anuncios

Paco de Lucía — Canción andaluza

“Paco de Lucía — Canción andaluza” src=”http://img.hipersonica.com/2014/05/paco-de-lucia-cancion-andaluza-portada.jpg" class=”centro” />

Canción andaluza es lo último que grabó Paco de Lucía y no es el disco que esperábamos los que seguimos su carrera. El guitarrista murió el pasado 26 de febrero tras sufrir un inesperado y fulminante ataque cardíaco mientras jugaba en Playa del Carmen, en el Yucatán mexicano, donde tenía su retiro espiritual y practicaba una de sus aficiones favoritas, la pesca submarina. Contiene ocho clásicos de la copla, bien reconocidos por quien sea aficionado a este género todavía asociado despectivamente con tonadilleras. Aquí tenemos al Paco de Lucía arreglista de canciones atemporales, clásicos de la Canción andaluza, como el propio guitarrista las llamaba.

Canción andaluza, un disco de Paco de Lucía como arreglista

Sería imposible resumir lo que Paco de Lucía aportó al flamenco. El recogió la enseña del maestro Sabicas y redimensionó el mundo de la guitarra flamenca, dándole un giro que ninguno de sus colegas fue capaz. Hoy nadie sería capaz de imaginar el mundo jondo si el cajón flamenco, pues suya es la introducción del cajón del Perú, vía Caitro Soto, el gran cajonero del país Hispanoamericano. Y el percusionista brasileño Rubem Dantas, el ejecutor de este instrumento. La fusión con el jazz a través de su famoso Sexteto, sus discos con Al Di Meola y John McLaughlin, y sus colaboraciones con el pianista Chick Corea lo colocaron a la altura de los más grandes de la historia de la música, no solo española sino internacional.

Quizás Canción andaluza sepa a poco, quizás ocho temas que no son de repertorio propio se consideren unas migajas. Pero la verdad es que en el terreno de la copla Paco de Lucía era un experto. Lo mamó de su madre, la portuguesa Luzía, a quien dedicó mentando su nombre su penúltimo disco de estudio publicado en vida.

Diez años habían pasado desde que el genio de la guitarra flamenca no nos había dado una alegría. Sus Cositas buenas llegó en 2004 y desde entonces solo habíamos podido disfrutarlo en directo, en el Festival de Jazz de Vitoria realizó el año pasado una actuación memorable junto a Chick Corea de la que hay testimonios en YouTube.

Canción andaluza es un disco severo desde la misma foto de portada que ilustra su carpeta. Una foto tomada por su mujer, Gabriela Canseco, en la que vemos a un Paco de Lucía en una pose mayestática, con su inseparable guitarra y tocado con un sombrero cordobés. No es ese el recuerdo que tenemos de él quiénes tuvimos la suerte de verlo en directo.

Tampoco ese repertorio elegido para este álbum es el que acostumbraba a tocar en sus conciertos por todo el mundo. Pero lo que nos pone el vello de punta es su capacidad de reinventar y reinterpretar un cancionero tan popular.

Paco de Lucía lo terminó gracias a las tecnologías que poseía en Casa Paco, su estudio en la isla de Mallorca. Él era un perfeccionista y me imagino las vueltas que le dio a estos ocho temas que dejó listos para su publicación. Allí le acompañaron tres nombres que redondean esta obra maestra: Estrella Morente, Parrita y Óscar de León, aportando sus voces a los únicos tres cortes cantados de los ocho registrados.

Un trabajo de introspección del maestro de la guitarra flamenca

Canción andaluza es un trabajo de introspección. En él no participaron muchos músicos, tan solo Piraña, Antonio Sánchez y el bajista cubano Alain Pérez. Él por su parte grabó todas las guitarras flamencas como el solo podía hacerlo. Pero también la mandolina, mandola, laúd árabe y guitarró.

Se abre ese tarro de esencias con ‘María de la O’, que él escuchó en la voz de Marifé de Triana, una de sus cantantes favoritas. Él la convierte en una pieza todavía más inmortal, con esa esencia andaluza que fluye en cada acorde, en cada detalle por nimio que parezca, en cada arreglo. Parece que Paco y sus músicos están en un tabanco con unos pocos espectadores como invitados de lujo.

También instrumental es ‘Ojos verdes’, otra pieza inmortal, flamenquísima, el duende parece rezumar de esa guitarra magistral. El de Algeciras se atreve a dotarla de una dimensión que desconocíamos. Casi duele escucharla.

‘Romance de valentía’ es una pieza mucho más castiza. Esas castañuelas que acompañan este romance y esos diferentes instrumentos de cuerda que el maestro utiliza de verdad que emocionan. Casi hasta que falta un taconeo para rubricarla.

‘Te he de querer mientras viva’, dedicada a su viuda, lleva la voz de Estrella Morente, la que es sin discusión la heredera de la gran Carmen Linares. Ella está espléndida tanto en afinación como en interpretación. Me la imagino en una película española de época, esa que solo podría firmar Fernando Trueba.

Con la emoción a flor de piel nos topamos con la clásica ‘La chiquita piconera’ y parece que estamos en el estudio de Julio Romero de Torres, oliendo a pintura y destilando españolismo por los cuatro costados. La técnica de Paco de Lucía asusta.

A Parrita, uno de los más infravalorados y desconocidos cantaores y cantantes de este país, le tocó en suerte ‘Zambra gitana’, que hace suya. Con Paco de Lucía y sus músicos demuestra el valenciano que vale su peso en oro con esa voz desgarradora con mucho duende.

‘Quiroga por bulerías’ es un experimento que Paco de Lucía hace con material del maestro que da nombre a esta pieza. Por este palo festero también deja su inconfundible impronta. Atrevido pero sobresaliente.

Y llegamos a ‘Señorita’ y se acaba el disco. ¿Le volveremos a darle al play? Sin duda alguna, el ritmo salsero que aporta Óscar de León, del que se dice que llegó a Mallorca acatarrado para cantar esta copla que Paco de Lucía convierte en rumba y salsa a partes iguales.

9,10

Paco de Lucía — Canción andaluza

Paco de Lucía nos dejó sin avisar, de una maldito ataque al corazón el pasado 26 de febrero. Apenas dos meses después de su muerte acaba de llegar a las tiendas su disco póstumo. Se trata de un álbum de coplas, versiones de ocho clásicos de Canción andaluza, que es como él llamaba a este género otrora denostado. Le acompañan en tres temas Estrella Morente, Parrita y Óscar de León, tres voces que rubrican la magistral labor de un maestro que falleció a los 66 años y todavía tenía mucho que enseñarnos. No es un trabajo que esperaba el seguidor del flamenco después de diez años sin álbum de estudio, pero lo que ha hecho con este cancionero lo ha elevado todavía más alto en el altar en el que lo teníamos.

  • María de la O
  • Ojos verdes
  • Romance de valentía
  • Te he de querer mientras viva
  • La chiquita piconera
  • Zambra gitana
  • Quiroga por bulerías
  • Señorita

Lo mejor

  • Los arreglos y la técnica de Paco de Lucía
  • Un magistral homenaje a la copla
  • La versatilidad con los instrumentos de cuerda pulsada del maestro
  • Estrella Morente, una auténtica diva del cante

Lo peor

  • Se hace corto
  • Muy, muy corto
  • No haber tenido ocasión de ver el libreto

Paco de Lucía en Hipersónica

Paco de Lucía en diez notas Muere Paco de Lucía, el gran genio de la guitarra flamenca El Sextet de Paco de Lucía: la pócima magistral de la fusión de flamenco y latin-jazz Paco de Lucía — Canción andaluza: su disco póstumo de coplas se publica este martes

Anuncios