Dicen que sarna con gusto no pica. También dicen que lo del pluriempleo no es algo especialmente agradable. Quedémonos, mejor con la primera. No por nada en particular, pero esperemos que de esos dos hechos, sea ese el que mejor defina la carrera de Paracaídas. Lo digo porque Paracaídas son un cuarteto formado por gente que también toca en mil otros grupos. A saber: Atención Tsunami, Bel Bee Bee, Karen Koltrane, Incendios, Autumn Comets, en fin, que seguiría. Pero en este caso el debut del juntos y revueltos en el que se ha convertido el grupo madrileño es el que nos ocupa.

Paracaídas: nadie devuelve los libros prestados

Pensamiento de paz durante un ataque aéreo (Records del mundo, 2015) es un trabajo en el que brillan especialmente las melodías. Un terreno trabajado entre el slowcore y el post-rock, y con unas voces algo menos notables que esas melodías, en las que el recuerdo del Fernando Alfaro susurrante que aparece en ocasiones se deja ver en cortes como ‘Apaisado’. Ya digo que esas voces no me convencen en exceso, pero no arruinan el buen sabor de boca que deja este Ep, que guarda como momento especialmente sobresaliente ‘Sans soleil’, cuarto tema, casi exclusivamente instrumental, en el que se asoman ecos de Galaxie 500 o Arab Strap.

https://bandcamp.com/EmbeddedPlayer/album=2016021601/size=large/bgcol=ffffff/linkcol=0687f5/tracklist=false/artwork=small/track=3862117683/transparent=true/

7/10

Debut más que prometedor el de Paracaídas. Un trabajo solvente, delicado y sutil. Que acaricia tu rostro y tu corazón, pero que no se amedrenta ante la posibilidad de apretar los dientes y hacer rugir las guitarras. De hecho, quizás sea en esos momentos, cuando los decibelios aumentan, donde Pensamientos de paz durante un ataque aéreo alcance sus mejores prestaciones, por mucho que la fineza de las voces tenga dificultades para casar en ocasiones puntuales con la contenida convicción de las guitarras. Quizás todo sea buscarle un pero a algo que pocas correcciones merece. Echar de menos la angustiosa historia de alguien que se ha marchado sin devolverte los libros que le habías dejado. La sensación de bienestar donde vive la angustia.

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments