Paradise Lost — Tragic Idol: mejorando el pasado más reciente

Casi a punto de rozar el cuarto de siglo en activo Paradise Lost han conseguido lo que no habían hecho con sus anteriores trabajos en el que intentaban captura el espíritu perdido que habían sintetizado tan bien en Draconian Times. En Tragic Idol parecen haber estado en estado de gracia a la hora de componerlo y temas como ‘Fear of Impending Hell’, tienen esa impronta clásica de un género del que son maestros pero también un sonido absolutamente contemporáneo.

Tragic Idol, un disco que mejora lo que habían hecho en faith Divide Us — Death Unites Us

No en vano el tándem que forman Greg Mackintosh y Nick Holmes ha funcionado a la perfección a la hora de ponerse manos a la obra y asombrar a quienes ya les creían congelados por el paso de los años. Pues no, Paradise Lost han sido capaces de mejorar lo que habían hecho en Faith Divide Us — Death Unites Us e In Requiem, aunque aquí han dado con esa varita mágica que habían perdido.

Y no es porque sea un álbum cien por cien apegado a los patrones del metal gótico. El propio guitarrista Greg Mackintosh, que nos sorprendió muy gratamente el año pasado al hacer un álbum de death metal old school con su superbanda Vallenfyre, ha dicho que Tragic Idol “ha estado influenciado más por el metal clásico y el doom metal que por otros estilos”.

Y eso queda claro después de la primer escucha de estos diez temas, sobre todo esas aguerridas guitarras con que nos destapan su tarro de esencias. Se podrían mencionar varios momentos pero las que oímos en ‘To The Darkness’, son una auténtica maravilla en conjunción con la batería de Adrian Erlandsson.

https://www.youtube.com/embed/kU18F6yTuHo

Y además, lo bueno de Tragic Idol es que no puedes perder ni un minuto la atención en el álbum porque lo mismo te dejan boquiabierto con ese comienzo que es ‘Solitary One’ que no esperabas a estas alturas o ese ‘Crucify’ en el que van todavía más lejos y en el que Nick Holmes da buenas pruebas de la versatilidad vocal.

De otro lado, ‘In This Dwell’ les sitúa cien por cien en las coordenadas del metal clásico, una pieza que lo tiene todo, incluso un tono épico que con esas guitarras anabolizadas nadie puede atreverse a criticarles.

Pueden volverse superpesados, en el buen sentido del adjetivo como en ‘Theories From Another World’, góticos en ‘Tragic Idol’, donde Holmes parece haber hecho un homenaje a Peter Steele, el recordado cantante y líder de Type O Negative, o acercarse al doom épico/melancólico en ‘The Glorious End’

Y claro está, las letras juegan un papel fundamental en todo este conjunto que viene envuelto en un arte gráfico bastante modernista. Siempre éstas han sido oscuras e introspectivas, no hay espacio ni para la fantasía, ni para el rollo folk o las típicas historias de amor que acaban bien. Holmes dice sobre él primer single:

He escrito mucho sobre la verdad y la honestidad. Hicimos un tema titulado ‘Honesty in Death’ y mi idea inicial era que tratara sobre como la muerte hace más humildes a la gente. Hace que te des cuenta sobre qué insignificantes son lo problemas y de lo que es importante realmente en la vida.

8.1/10

La edición especial en CD incluye dos temas extras: ‘Ending Though Changes’ y ‘Never Take Me Alive’, de Spear of Destiny, que también se encuentran en las deluxe box set que incluye también el vinilo, hay varios colores para elegir, y un montón de material especialmente dedicado para el fan de la banda británica.

Anuncios