Anuncios

Patricia – Heavy Merging

patricia

Max Ravitz, al que conoceréis más como Patricia, sigue emitiendo desde su central sus ondas sonoras que tanto gustan por aquí. Después de publicar un gran EP el pasado curso, Free Lunch (Nona, 2018), el estadounidense sigue por la senda de las pequeñas referencias y publica ahora Heavy Merging (Black Opal, 2019), un conjunto de cuatro temas donde da rienda suelta a ese outsider house melancólico que rezuma mucho cuidado por cada poro (o no). Ante la espera de la continuación del fantástico Several Shades of the Same Color (Spectral Sound, 2017), el productor llega con otra referencia en corto.

Un buen epé, sin duda, pero que sabe relativamente a poco. Lógico después de aquél fabuloso álbum de hace un par de años, y tras el magnífico EP de 2018, en el que había uno de esos diamantes absolutos que sabe tejer, rodeado de temas que desbordaban esa emoción que imprime en sus producciones, y un lado más oscuro en el que el acid era el hegemónico. Heavy Merging transita por otros fueros. Generalmente, más centrado en esa raigambre menos luminosa de Free Lunch. Sin embargo, de una forma más homogénea en los cuatro temas, lo que hace de la publicación un trabajo más plano.

Claroscuros más oscuros y con menos matices

Pero claro, ‘plano’ dentro de una paleta sonora que de base suele ser rica y llena de matices. Es por ello por lo que Patricia se ha ganado el respeto. Dentro de sus parámetros, lo que nos trae es un trabajo más centrado en las percusiones y la pista de baile —dentro de lo pistero que pueda ser el outsider house—, con sus dosis de leve acid y el manto ambient rodeando el contorno de las canciones. ‘Heavy Merge‘, el corte que abre el EP es el claro ejemplo de la dirección de esta referencia, un tempo más acelerado del normal en Patricia, con esas reminiscencias emocionales condensadas dentro de unas paredes opacas. El claroscuro con el que tan bien juega y que le diferencia de tantos y tantos productores.

Sin embargo, en global, faltan más ingredientes de los habituales, por lo que en esa bajada al pub subterráneo, Patricia pierde esos rasgos de delicadeza que tanto sobresaltan en otras producciones. Aquí están, pero de forma secundaria, lo que acaba haciendo al EP más lineal, ya que se centra más en las bases y en un A-B-C de acid y ambient. Así pues, un correcto epé, con temas notables como ‘No One Needs Nothing‘, pero que saben a poco después de una calidad tan excelsa de forma constante. Es lo que tiene acostumbrarse al caviar. Patricia explora una parte más oscura, pero en ella su paleta pierde parte de todos los matices. Esa fusión pesada no da los mismos resultados.

6.9/10

Anuncios