Ahora que ha pasado un tiempo del estreno de Yesterday, la comedia romántica que se imaginaba un mundo donde The Beatles nunca hubiesen existido, uno de los involucrados ha compartido la sensación de incertidumbre que le transmitía todo el proyecto. Esa persona es uno de los «desaparecidos», Paul McCartney.

Cuando el guionista Richard Curtis (Notting Hill, Love Actually) se acercó al cantante para contarle la idea que tenía en mente, McCartney no terminó de estar convencido con lo que le estaba contando. «En su momento pensé ‘Esto es una idea horrible’, pero no podía decírselo así que le dije ‘Bueno, suena interesante. Buena suerte’. No le di más vueltas al asunto después». Cuando después se enteró de que Danny Boyle (Trainspotting, Slumdog Millionaire) iba a encargarse de dirigirla, pensó «Deben estar seguros de que pueden lograrlo».

McCartney finalmente decidió darle una oportunidad una vez estrenada: «Invité a mi mujer a ir, compramos dos entradas y entramos cuando la sala estaba oscura. Nos sentamos al final, riéndonos con todas las menciones a Paul McCartney». Una vez vista, tuvo que reconocer que «nos encantó».

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments