Paul Weller — Wake Up The Nation: The Modfather en estado de gracia

Pocos artistas hay de la generación de Paul Weller que puedan presumir de un expediente como el del ingles. En las dos últimas décadas ha tenido un nivel creativo altísimo, con grandes discos, casi todos los trabajos número uno o dos en Gran Bretaña, y con no más de dos o tres años entre cada referencia.

Cuando aún algunos seguíamos disfrutando de su ya penúltimo y ambicioso álbum, 22 Dreams (2008, Island), The Modfather hace honor a su sobrenombre y se marca su mejor disco en mucho tiempo: Wake Up The Nation (2010, Island). No recuerdo haber disfrutado con sus últimas referencias tanto como lo he hecho con esta última.

http://www.youtube.com/v/HykV37M67MI&hl=es_ES&fs=1&

El señor Weller transmite su porte de dandy a las 16 canciones llevándolas a terrenos en los que se ha movido desde que liderase la escena del Mod Revival británica con The Jam. Partimos entonces de la base que los sonidos clásicos son los que mantienen un álbum que va desde el Soul de baladas orquestadas (‘No Tears To Cry’ o ‘Trees’), mezclando el estilo corner, a la presencia de otro grande británico, como es David Bowie (‘Andromeda’ o ‘Up The Dosage’), precisamente, otro dandy del Pop.

http://www.youtube.com/v/3jRdtAShZN0&hl=es_ES&fs=1&

La figura del Duque blanco está muy presente en Wake Up The Nation, tanto que a veces no es raro pensar que algunas canciones podrían ser suyas. Weller recupera a su vez parte de la lengua social que le caracterizó en The Jam, con Bruce Foxton al bajo por primera vez desde 1982, y algunos de los temas, entre ellos el que da título al trabajo con un cierre claro:

Get ya face out the Facebook and turn off your phone
What with the death of the post obx, nowhere feels home
Scratching around in a second hand gown when you shouldn’t be.

Hay Gospel, hay mucho sonido negro (‘Aim High’) y por supuesto, la esencia más clásica de Weller a la hora de abordar el Pop (‘Find The Torch / Burn The Plans’, ‘Grasp And Still Connect’), sin dejar de lado los riffs de los 60 en ‘Two Fat Ladies’, toques oscuros en ‘7 & 3 Is The Striker’s Name’, con Kevin Shields (My Bloody Valentine) a la guitarra, o la rapidez de Bowie en un solo verso en ‘Moonshine’. Estamos ante un discazo de 40 minutos que se disfruta sin ningún espacio de relleno, que ya es decir. Es el británico en estado puro, bebiendo de sus referencias (Small Faces en vena) y ofreciéndonos una lección de lo que es el buen Rock.

[[gallery: paul-weller-wake-up-the-nation-the-modfather-en-estado-de-gracia]]

Sitio Oficial | Paul Weller
Más en Hipersónica | Paul Weller — 22 Dreams

Anuncios