Anuncios

Pink Floyd — Obscured by Clouds (1972): el fin de la trilogía prog

Como bien decía Gallego en su crítica de Meddle, Obscured by Clouds cerraba la trilogía progresiva de Pink Floyd. Al grupo le quedaba bien poco para convertirse en el primer grupo dinosaurio del rock internacional pero estaban en el camino.

Y ellos lo sabían ya en 1972. Su credibilidad estaba a tope, era una banda con una legión de fans a muerte y además tenían un estatus de formación de culto muy curiosa. Que a estas alturas, un octavo álbum, se permitieran grabar otra banda sonora, repitiendo con Barbet Schroeder para quien habían firmado More, dice mucho de que quienes tenían la sarten por el mango eran ellos.

Todo cambiaría después con The Dark Side of The Moon pero el score de la película El Valle podemos considerarlo como un capricho de un cuarteto que claramente tenía dos líderes, Roger Waters y David Gilmour, que habían grabado lo que les apetecía.

Una banda sonora de encargo

Pink Floyd hicieron una banda sonora de encargo al igual que en el caso de More. Una vez finalizada la grabación, montaje y pre-edición el realizador les pasó una copia y los pasajes que llevarían su música. Dos semanas tuvieron para hacerlo en los estudios del Chateau d’Herouville cerca de París y para ello retrasaron el trabajo que estaba ya iniciado de El lado oscuro de la luna. Nick Mason se refería a esta obra con estas clarísimas palabras:

Tras el éxito de More, decidimos trabajar nuevamente para Barbet Schroeder. Su nueva película se titulaba La Valleé y viajamos a Francia para grabar la música durante la última semana de febrero. Hicimos las grabaciones empleando el mismo método que habíamos utilizado para More, siguiendo la toma borrador de la película, usando cronómetros para entradas específicas y creando humores musicales interconectados para adecuarse a la versión final… El tiempo de grabación fue extremadamente limitado, debíamos ajustarnos estrictamente a éste. Sólo tuvimos dos semanas para grabar la música con un increíblemente corto periodo posterior para convertirla en un álbum.

Pues para haber tenido tan poco tiempo les quedó un trabajo enorme. Ya desde el inicio nos encontramos con unos Pink Floyd experimentadores con los sonidos. ‘Obscured by Clouds’ (YouTube) comienza con el zumbido del sintetizador EMS VCS3 de Rick Wright y una batería electrónica combinada con unas guitarras flameantes marca de la casa Gilmour. No es de extrañar que el grupo usara este atmosférico instrumental para abrir sus recitales.

El nervio instrumental de ‘When You’re In’ contrasta con ‘Burning Bridges’ (YouTube) una envolvente balada casi narcotizante. Lo mejor son las melodías de voz, absolutamente pinkfloydianas y los punteos de guitarra.

En ‘The Gold it’s in the…’ (YouTube) cambian las tornas. Pink Floyd nos dejan, extrañamente, un single pegadizo que no me acaba de encajar en el conjunto final y que, permitidme la comparación podrían haber firmado los Wings.

Sí lo hace ‘Wot’s…Uh The Deal’ (YouTube), otra balada melódica en la que hablan con toda sinceridad del negocio del rock en el que ya estaban involucrados. Es otro típico corte pinkfloydiano con melodías de voz cristalinas y unas guitarras enormes.

‘Mudmen’ (YouTube) es otro instrumental llevado al principio por el piano de Wright, que luego se transforma en órgano envolvente de un corte ambiental, con cierto misterio y muy, muy nocturno. ¿Se inspiró más tarde Ry Cooder en algunas de sus guitarras para hacer Paris-Texas?

‘Chilhood’s End’ (YouTube), inspirada quizás por la obra del mismo título de Arthur C. Clarke, comienza con un órgano bastante tétrico, dando paso después a un tema de mis favoritos del álbum. Gran aporte instrumental de todos los músicos.

Se dice que ‘Free Four’ (YouTube) la compuso Roger Waters a propósito de la muerte de su padre Eric: “…life is short warm moment, death is a long cold rest…”, dice su oscura letra plasmada sobre una instrumentación bastante más alegre que el mensaje que trasmite.

9/10

‘Stay’ (YouTube) es otra balada, problabemente la mejor de Obscured by Clouds, cuya letra comienza irónicamente con “Stay, and help me to the end the day, and f you don’t mind we’ll break a bottle of wine”. Sin palabras. ‘Absolutely Curtains’, es el instrumental de cierre, ambiental en sus 2/3 partes, termina con la tribu de Nueva Guinea que sale en la película cantando un tema tradicional.

[[gallery: pink-floyd-obscured-by-clouds]]

Pink Floyd: Discografía

La voluntad

Me ha gustado este post y quiero contribuir a la sordera endémica de Hipersónica.

€1,00

Anuncios