La gala de los Mercury Prize 2011 iba a ser complicada de dirimir, y eso lo supimos desde el momento en que se anunció la lista de nominados que iban a competir este año por los laureles de la crítica. Adele, Katy B, Anna Calvi, Metronomy, Tinie Tempah, Elbow, Everything Everything, Ghostpoet, James Blake, Gwilym Simcock y King Creosote & Jon Hopkins eran la alineación dispuesta para la noche del 6 de septiembre, pero finalmente sólo una se llevó el gato al agua.

PJ Harvey ha sido la justa ganadora del Mercury Prize y encima por segunda vez, después de que se llevara el galardón en 2001 en plena resaca de los ataques del 11-S, un recuerdo que, según sus propias palabras, pesó más que cualquier cosa relacionada con haber ganado uno de los premios más prestigiosos que existen. Pero ahora nada le está amargando el dulce.

Este disco me ha llevado mucho tiempo a la hora de componerlo, y ha sido muy importante para mí. Quería hacer algo que estuviera lleno de sentido, no sólo para mí sino también para otras personas.

Y lo ha hecho. Let England Shake, su último álbum y por el que ha sido galardonada, ha sido uno de los álbumes más comprometidos de su carrera y quizá el más significativo en este sentido en lo que va de año. Ella misma ha citado influencias como la poesía de T.S. Elliott o Harold Pinter, y se ha sumergido en la historia de los conflictos armados, buscando testimonios actuales de personas que hubieran participado en las guerras de Irak y Afganistán.

Con una temática como ésta de fondo, era imposible escuchar a una PJ Harvey en todo su apogeo vocal. Se dio cuenta de que algo así necesitaba un punto de vista más narrativo que una exhibición de talento, máxime cuando ya sabemos que lo tiene y no necesita demostrar nada.

https://www.youtube.com/embed/Va0w5pxFkAM

Incluso retrayéndome a los días en los que acudía a la escuela de arte, mi trabajo siempre estaba cambiando radicalmente. Nunca seguí un patrón. Por alguna razón eso ha seguido siendo importante para mí, porque necesito estar aprendiendo, y este disco salió de observar lo que había hecho, particularmente lo que acababa de hacer, que era White Calk, pero también toda la extensión de lo que había habido antes, y de pensar en intentar explorar areas que no había explorado nunca. Así que en lo que a sonido se refiere, también quise experimentar con los instrumentos.

Sobre al compromiso político plasmado en el álbum, la cantante británica explicó sus motivaciones en una entrevista.

Me siento como si nunca me hubiera aproximado a problemas concretos de mi país cuando escribo. Cosas que nos afectan a todos y cada uno de nosotros cada día de nusetras vidas. […] durante mucho tiempo esta idea no me funcionó. Ni siquiera sabía si podría hacer una aproximación de manera que fuera equilibrado, sin que resultara pomposo o como si estuviera predicando […]. Es muy difícil hacerlo bien, y no creí que pudiera. Pero por primera vez, me dije “vamos a intentarlo”. Siempre me he sentido muy apasionada por estos temas y aún no le había puesto mi voz para expresarlo. Esta es la primera vez que lo intento. Pero fue muy, muy difícil y, como he dicho, muy complicado conseguir el equilibrio perfecto del que creo que prescindí a mitad de camino, o incluso más, mientras escribía, para poder llegar finalmente al objetivo del disco.

De este modo, Let England Shake y PJ Harvey se han terminado alzando con el justísimo premio, confirmando así las apuestas que la marcaban como favorita y dejando atrás a otros artistas, como mi particular favorita Adele. Pocos, eso sí, se merecen un reconocimiento a su trayectoria como Harvey.

Vídeo | Youtube
Vía | Popdust

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments