Anuncios

¿Por dónde empiezo con… God Is an Astronaut?

Más allá de contadas excepciones, la realidad es que el post-rock ya no tiene la misma repercusión que hace unos años, tanto a nivel de crítica como de público. La primera se cansó bastante antes al dejar de ser un género cool por motivos similares que han terminado causando el tedio en los segundos: repetición de patrones, estancamiento de un sonido que no hace tanto era transgresor, miles de bandas tocando como si siguieran al pie de la letra un manual de instrucciones y disminución de la inspiración de algunas bandas consolidadas.

Paradigma de todo lo mencionado en el párrafo anterior son God Is an Astronaut, que gozaron de unos bien merecidos aplausos con sus primeros trabajos, sacados cuando el post-rock todavía no era una cosa demodé, pero que fueron disminuyendo a medida que iban sacando discos cada vez más clónicos y faltos de chispa. Sus últimos movimientos presentan más ambición y ganas de incorporar cosas a su sonido, pero la efectividad no ha venido de la mano con esos cambios, por ello es comprensible que muchos que hayan llegado tarde a ellos no se atreviesen a darles una oportunidad por ver unas reacciones mayoritarias no enfocadas a la euforia. Pero Hipersónica Soluciones Para Todo se dispone a ponerle remedio.

Post-rock para volar (hasta donde te deje el motor)

God-Is-An-Astronaut1

La trayectoria del grupo comienza cuando los gemelos Kinsella se juntan para experimentar y tocar, nombrando su proyecto a partir de una cita de la película Nightbreed. Desde el principio adoptan la filosofía del DIY como leitmotiv para el resto de su carrera, grabando, produciendo y sacando sus propios discos a través de su propio sello. Para ellos, era toda una despedida de la gran industria musical, de ahí que su primer disco, sacado poco después de formar el proyecto, se titulara The End of the Beggining (Revive, 2002). Desde el primer minuto se aprecia ese aroma a producto casero con una producción apañada sin demasiados detalles más profesionales.

Desde el principio adoptan la filosofía del DIY como leitmotiv para el resto de su carrera, grabando, produciendo y sacando sus propios discos a través de su propio sello

El grupo se fue haciendo cada vez más serio y no sólo un divertimento entre dos hermanos, por ello reclutaron a Lloyd Hanney para la batería y se aliaron con el sello Rocket Girl para la distribución de su trabajo, aunque la gran mayoría de sus discos seguirían saliendo a través de su sello. Rubricarían el acuerdo con un EP y el relanzamiento de su obra más deslumbrante, All Is Violent, All Is Bright (Revive, 2005). La banda seguiría su curso sin incidentes de relevancia y lanzando trabajos a cada cual menos impresionante, comenzando una acusada cuesta abajo tras el soberbio Far from Refuge (Revive, 2007). Recientemente han intentado remontar el vuelo con Origins (Rocket Girl, 2013) dejando respirar más a la electrónica que, de manera más o menos notoria, siempre les ha acompañado y ofreciendo un resultado más que aceptable. Más de lo que se puede decir de su último trabajo, Helios | Erebus (Revive, 2015), donde volvieron a bajar su nivel de inspiración, volvieron a perderse en los mismos clichés y las pocas experimentaciones no resultaban realmente estimulantes salvo en puntos muy concretos (al inicio sobre todo).

Un disco para empezar: All Is Violent, All Is Bright (2005)

All-Is-Violent-All-Is-Bright

Aunque bien recomendable es su debut, que fue toda una agradable sorpresa para el género y que tuvo una muy buena aceptación por parte del público mayoritario, es en All Is Violent, All Is Bright donde podemos apreciar la mejor versión de los irlandeses. Cuando el proyecto empieza a tomar un cariz más serio o profesional, era necesario un paso adelante, darle otra dimensión a las bases de su sonido, profundizar en algunos aspectos y limar ciertas asperezas de su primera referencia. Todo ello lo logran en su segundo disco.

Este disco es el que mejor plasma lo lejos que son capaces de llegar

La mejor muestra de que el, por entonces, trío buscaban encontrar una mejor versión de sí mismos está en ‘Remembrance Day’, versión actualizada y regrabada del ‘Remembrance’ que podíamos escuchar en su debut. Las diferencias son palpables, sobre todo en la calidad del sonido, dejando que los instrumentos fluyan mucho mejor y se combinen con mucho más acierto y de manera menos caótica.

https://www.youtube.com/embed/E9vb6t7RkIw

Una producción más cuidada, donde cada capa de sonido late más libremente, piezas más redondas, con las progresiones mejor planificadas y ejecutadas y la emotividad más a flor de piel que nunca. Porque si algo han sabido hacer muy bien God Is an Astronaut en este género ha sido plasmar emociones, transmitirlas sin necesidad de palabras y erizarnos el vello con el pulso de sus melodías. Este disco es el que mejor plasma lo lejos que son capaces de llegar, lo mucho que pueden tocarnos la fibra y cómo son capaces de rozar la estratosfera cuando pisan fuerte y dejar rugir el motor (en este caso, sus guitarras).

Si algo han sabido hacer muy bien God Is an Astronaut ha sido plasmar emociones y erizarnos el vello con el pulso de sus melodías

Ya desde ‘Fragile’ a uno se le sobrecoge el alma y los ojos rozan la lágrima que amenaza con salir. El resto del disco es toda una sucesión de cómo entender muy bien el libro de estilo del post-rock, no buscando el crescendo porque toca sino manejar bien la transición del delicado punto de partida hasta el estruendoso final. Saber ir bien del punto A al B y que desde que se inicie el viaje el oyente se quede impresionado y sin palabras, como muestran exhibiciones como ‘Fire Flies and Empty Skies’, ‘A Deafening Distance’ o ‘When Everything Dies’. No obstante, si hay un tema que mejor refleja todas las virtudes no sólo del disco, sino del grupo en general, esa es su canción definitiva, ‘Suicide by Star’.

Una selección de canciones de God Is an Astronaut

https://embed.spotify.com/?uri=spotify:user:hipersonica:playlist:520m8U4pqszLB0ocmyjIcn

Quizá haya a quien le chirríe emplear el término canción para un grupo principalmente instrumental, pero si hay quien prefiere ir catando canciones sueltas de los irlandeses antes de lanzarse del todo a por los discos, aquí una meticulosa selección que recoge un poco de cada trabajo (de algunos más que de otros, obviamente) para ayudar a haceros una idea general de todo lo que han recogido a lo largo de su carrera.

Anuncios