Anuncios

Por qué deberías haber visto a Obsidian Kingdom en directo

Hace unos meses, uno de nuestros lectores se atrevió a lanzar la pregunta en nuestra sección Respuestas de quién podría ser el grupo revelación nacional de este siglo. En su caso, él afirmó que eran Santa Rita, otros decían que Toundra, aunque las posibilidades eran muchas. Otro de nuestros lectores habituales decía que si para determinar si un grupo era revelación bastaba con medir la calidad e innovación de su propuesta o también habría que medir según el impacto mediático que tienen. Hace unos meses me hubiera gustado responder que Obsidian Kingdom eran la auténtica revelación de este siglo, pero, aun estando sobrados del primer factor, en lo segundo aun no han conseguido que su gran esfuerzo se refleje (aunque ahora haya quien diga que ya son algo sobrevalorados).

El pasado 12 de octubre fue la última actuación del grupo en la gira de presentación del fabuloso Mantiis, gira que solo contaba con 4 fechas, y tras el concierto me volvió a asaltar la misma duda de hace unos meses. ¿Qué les falta para considerarlo como uno de los mejores conjuntos que hay en nuestra península? ¿Qué hace falta para que puedan realizar una gira más completa en la que su audiencia tenga unos registros superiores a los de modestos? Los que hemos tenido ocasión de verlos nos hemos quedado más que satisfechos, pero seguro que muchos se lo habrán perdido, bien por desconocimiento o bien por falta de motivación. Por eso hoy me atrevo a enumerar una serie de razones por las que no deberíais haber desaprovechado la ocasión o porque no deberíais hacerlo en el futuro.

  • Porque dieron una gran lección sobre como evolucionar en su sonido desde Matter y su EP 3:11.
  • Porque cuesta ver los eslabones entre ese EP y su álbum debut Mantiis, pero existen, empezando por la consolidación de su formación.
  • Porque Mantiis fue uno de los mejores discos de debuts nacionales en mucho tiempo.
  • Porque ese disco es un brutal esfuerzo de catorce dentelladas brillantes y muy bien hiladas.
  • Porque juntan lo mejor de gente como Agalloch hasta el genio Ihsahn. Incluso de Scott Walker.
  • Porque hay muy pocos, por no decir casi nadie, que suene como ellos ahora mismo. O si lo hacen, no lo hacen con tanta personalidad como ellos.
  • Porque aparte de tocar ese disco en directo, también hacen sesiones de experimentación e improvisación conocidos como Drone Set.

  • Porque han conseguido que unos titanes instrumentales como Jardín de la Croix actúen como maestros de ceremonias (mucho más que teloneros) para varias de sus actuaciones.
  • Porque Jardín también suenan de lujo, superando el gran nivel que mostraron en 187 Steps To Cross The Universe, dejándoles un listón bastante alto para salir.
  • Porque los barceloneses son capaces de superar ese alto listón de sus acompañantes.
  • Porque antes de salir al escenario se apagaron las luces y se proyectaron unas imágenes de inmensa tensión.
  • Porque durante su actuación fueron combinando su increíble música con un asombroso juego de luces y de imágenes perturbadoras y retorcidas.
  • Porque tras tan oscuro preludio, salen con naturalidad y lo hilan a la perfección con ‘Not Yet Five’, con una mejora de este corte.
  • Porque, aunque en ‘Oncoming Dark’ no se escucharan del todo las voces limpias, lo suplieron con una instrumentación extraordinaria.
  • Porque durante el resto del concierto sonaron sublimes y como un cañón.
  • Porque la secuenciación de los cortes es tan magnífica que verdaderamente suena como una única canción.

  • Porque consiguieron superar lo que ellos mismos hicieron en estudio, lo que no era nada fácil.
  • Porque, aunque todo Mantiis sonó de lujo, me quedo especialmente con ‘Cinnamom Balls’, ‘Answers Revealing’ y ‘Last of Light’, que me dejaron sin palabras.
  • Porque no sabías quien estaba pasándoselo mejor, si el extasiado público o el grupo tocando su obra.
  • Porque cuando oímos lo de “When the music’s over” de ‘And Then It Was’ nos entristeció ver que todo estaba a punto de acabarse.
  • Porque antes de darnos cuenta ya se había terminado todo, y en vez de casi 45 minutos creía que habían pasado 15.
  • Porque, aunque todos les suplicábamos por que tocaran más canciones, se disculparon diciendo “Lo sentimos, pero es que todas duran 45 minutos”.
  • Porque Rider G Omega estuvo asombroso, tanto vocalmente como con la guitarra.
  • Porque hacía mucho que no oía un bajo tan bueno como el de Fleast Race O’Uden.
  • Porque los teclados de Zer0 Æmeour Íggdrasil suenan excelentes y dejó en paños menores a un gran número de teclistas.
  • Porque Prozoid Zeta Jsi es un guitarrista sobresaliente, como prueba su solo de guitarra en ‘Last of Light’.
  • Porque Ojete Mordaza II sonó como un martillo neumático (pero de los buenos).

  • Porque es imposible hacer una crónica en serio cuando te toca escribir “Ojete Mordaza II”.
  • Porque el saxo de ‘Last of Light’ estaba pregrabado, pero no importaba nada porque sonó genial.
  • Porque el último concierto en el que me lo pase tan bien fue en el de Anathema.
  • Porque antes de que te acerques a felicitarles por el asombroso concierto, ellos ya te están agradeciendo que hayas venido a verles.
  • Porque son unos melómanos incurables y eso se nota en la pasión con la que tocan.
  • Porque la edición en vinilo de Mantiis es una auténtica joya para lucir.
  • Porque me estuvo doliendo el cuello durante tres días después de estar headbangueando violentamente en su concierto.
  • Porque ya están escribiendo el próximo y eso nos alegra.

Anuncios