“Primal Fear Avilés 1” src=”http://img.hipersonica.com/2012/04/Primal-Fear-Avilés.jpg" class=”centro” />

El gesto que han tenido los alemanes con sus compatriotas Brainstorm es muy loable, porque qué banda se atreve a llevarse de gira a otra de un nivel altísimo con el riesgo de que hagan un concierto mejor que el tuyo y si no estás al nivel el público acabe por marcharse.

Un repertorio confeccionado para triunfar

Esto no ocurrió el pasado sábado en la Sala Quattro de Avilés rescatada para los conciertos de rock y metal, un local que tantas y tantas veladas nos brindó con las mejores bandas del circuito internacional en la década de los noventa.

“MatSinner_PrimalFear” src=”http://img.hipersonica.com/2012/04/MatSinner_PrimalFear.jpg" class=”centro” />

Primal Fear volvían a Asturias, por cortesía de GMF Concerts y el programa de radio Derrame Rock, con muchos más galones de los que tenían en 2010 cuando llegaron a Turón para dar una multitudinaria actuación en el patio del Colegio la Salle que será recordada por toda la parroquia heavy del Principado.

Y no es para menos, su disco Unbreakable les ha situado, mejor dicho, consolidado, como el recambio más solvente de unos Judas Priest que tarde o temprano abandonarán la actividad. Con Ralf Scheepers al frente es una garantía de que no va a haber fallos y si los hay solventan con garantías y tablas el contratiempo.

En la Quattro, una sala muy difícil de sonorizar, volvió a ocurrir. Vale que con Brainstorm y el equipo a medio gas el sonido fuera decente, pero Primal Fear necesita un plus y lo que parece es que los técnicos no consiguieron dar con la clave para que aquello fuera rodado.

Aunque el público ya se lo pasó en grande desde el primer minuto, tanto el cantante como Mat Sinner no estuvieron cómodos en los primeros compases de la velada. Fueron los momentos de ‘Strike’, precedida de la intro ‘Unbreakable (Part 1)’ y ‘Give’em Hell’, todas ellas de su último disco, Unbreakable, y de la clásica ‘Nuclear Fire’, de su disco homónimo de 2001.

Pero Scheepers ya demostró con creces desde la primera estrofa que cantó que es un number one, un vocalista enorme al que lamentablemente no se le ha reconocido toda su valía. Cierto es que que el metal con ese nivel de agudos al que llega no es lo que en estos momentos agradece más el público, pero es impresionante su forma física y su poderío en las tablas.

Eso mismo podemos decir tanto del batería canadiense Randy T. Black, que fue con su solo, para mí con todos mis respetos un momento totalmente prescindible en ésta y otras actuaciones, del sorprendente guitarrista griego Constantine, de Mystic Prophecy, sustituto del mago Magnus Karlsson, ausente por motivos familiares, y del magistral Alexander Beyrodt.

“nota 8” src=”http://img.hipersonica.com/2012/04/nota8.jpg" class=”derecha_sinmarco” />Tras la exhibición a los tambores era el momento de salir a por todas y doy fe que Primal Fear lo hicieron, sea con el denominado ‘Angels Medley’, ‘Metal Nation’ o ‘Metal is Forever’, dos temas que apuntalaron un repertorio confeccionado para triunfar. Y sí, el bis resultó corto con ‘Bad Guys Wear Black’, su nuevo single, cuyo vídeo podéis ver en su web oficial, y ‘Chainbreaker’, tras una cita que abrieron los veteranísimos Palace y en la que Brainstorm, con Andy B. Franck al frente, nos ganaron para su causa.

Sitio oficial | Primal Fear

Fotografías | Sergio Blanco

Más en Hipersónica | Primal Fear — Unbreakable: la banda heredera de Judas Priest regresa en plena forma

 

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments