Primal Fear — Unbreakable: la banda heredera de Judas Priest regresa en plena forma

El noveno álbum de Primal Fear no nos ha defraudado. Los alemanes han plasmado en Unbreakable lo que saben hacer, ni más ni menos, un metal poderoso heredero a partes iguales de Judas Priest como de otros emblemas de la historia de un género que no parece pasar últimamente por ningún bache.

Unbreakable (Frontiers, 2012) nos devuelve a una formación germana con posiblemente la voz en la tesitura en la que se mueve Rob Halford, ni más ni menos la de un Ralf Scheepers que trabajo a trabajo parece haberse marcado un listón tan alto que no parece que va superar jamás.

Unbreakable, bajo los cánones del metal clásico

Una doce de cortes que nos llevan a los sesenta minutos en los que la tónica es el equilibrio entre temas poderosos, veloces, medios tiempos e incluso una balada que cumple con los cánones del metal clásico, ese que todavía deberíamos llamar heavy metal.

https://www.youtube.com/embed/GptMvBrchkw

Ralf Scheepers explica muy bien cómo es Unbreakable:

la intención era grabar un disco para los fans con agresivos riffs metálicos, voces gritonas y buenas melodías, y al final se convirtió en un mostruo, un durísimo álbum agitacabezas llamado Unbreakable.

Y en la nota de prensa de su discográfica el grupo no han sido nada autocomplaciente:

Combina la técnica de los Primal Fear más poderosos con un buen pellizco de vuelta a las raíces que hemos adquirido en nuestro último tour. Riff clásicos y superfrescos marca de la casa como Strike y Give ’Em Hell, el rapídisimo tema And There Was Silence o el himno metálico Bad Guys Wear Black. Menos experimentos y más rock. Pero hay un épico viaje de nueve minutos con un toque prog llamado Where Angels Die, la maravillosa balada clásica Born Again y la bomba power melódica Metal Nation.

El álbum se abre con una intro muy, muy épica, con aires de score de batalla, ‘Unbreakable (Part 1)’ que da paso a ‘Strike’, con esa guitarras marca de la casa, esas cabalgadas tan familiares y la voz de Scheepers dejando claro de que es uno de los más grandes y marcándose un estribillo antológico.

https://player.soundcloud.com/player.swf?url=http%3A%2F%2Fapi.soundcloud.com%2Ftracks%2F11568169

https://player.soundcloud.com/player.swf?url=http%3A%2F%2Fapi.soundcloud.com%2Ftracks%2F11568169

Lo mismo ocurre con el tema siguiente ‘Give ’Em Hell’, un trallazo muy power metal, velocidad de crucero y riffs asesinos y, claro ésta, Halford, perdón, Ralf Scheepers poniendo otro piedra más para coronarse como el heredero más cualificado del cantante de los Judas.

‘Bad Guys Were Black’ es el primer single del disco y un acierto, porque es un himno de directo a añadir a tantos que los alemanes tienen en su repertorio. Ese estribillo impecable: “Bang your head until your reach the end…”, es infalible y escuchándolo invita a levantar el puño y cantarlo con la banda.

‘And There Was Silence’ es cien por cien Primal Fear, power metal en la vena, riffs que parecen cuchillas y una velocidad implementada por el doble bombo de Randy Black; el estribillo vuelve a ser impecable.

https://player.soundcloud.com/player.swf?url=http%3A%2F%2Fapi.soundcloud.com%2Ftracks%2F32576601

https://player.soundcloud.com/player.swf?url=http%3A%2F%2Fapi.soundcloud.com%2Ftracks%2F32576601

Despues llega ‘Metal Nation’ (Soundcloud), tema que el grupo ya enseñó antes de la salida del álbum y muestra tras una intro muy trabajada la capacidad de Primal Fear para crear himnos de directo a base de su vena melódica, aquí muy bien resuelta con esos coros perfectos en el estribillo.

‘Where Angels Die’ (Soundcloud) es el tema con más duración del álbum, ocho minutos y medio de trabajo de orfebrería, donde conviven acústicas, más estribillos imbatibles acompañados de cores imbatibles y un tono general muy épico, y un cierto toque prog con esas toques orquestales y las guitarras acústicasque creo que nunca había desarrollado el quinteto. Si han sido un experimento esos cambios de ritmo lo han clavado.

‘Unbreakable II’ supone la vuelta al heavy que ellos saben hacer tan bien, otro himno más y van varios en este disco. ‘Marching Again’ es quizás el tema más veloz del álbum, casi speed metal, y Ralf Scheepers marcando con esa voz magnífica la dirección a seguir, y logrando que el grupo suene muy accesible.

‘Born Again’ es la balada del álbum, una balada a la antigua usanza, con Scheepers cambiando completamente el registro general y explotando en un estribillo de esos que pueden parecer pelín moñas y que en directo les va a servir para destensar un poco la cuerda. La máquina se vuelve a poner a tope de revoluciones con la guitarrera ‘Blaze of Glory’, y una calidad que solo unos pocos pueden dar en un álbum a punto de tocar a su fin. ‘Conviction’ sirve de cierre con otra ración de caña, un tema de una banda que no parece estar casi a punto de cumplir tres lustros en activo. Primal Fear deberían ser más grandes porque aquí vuelven a mostrarnos sus mejores armas.

Tracklist de Unbreakable de Primal Fear

  • 1.Unbreakable (Part 1)
  • 2.Strike
  • 3.Give ’Em Hell
  • 4.Bad Guys Wear Black
  • 5.And There Was Silence
  • 6.Metal Nation
  • 7.Where Angels Die
  • 8.Unbreakable (Part 2)
  • 9.Marching Again
  • 10.Born Again
  • 11.Blaze Of Glory
  • 12.Conviction

Sitio oficial | Primal Fear

Vídeo | YouTube

Anuncios