“Viernes” src=”http://img.hipersonica.com/2012/05/Viernes.jpg» class=”centro” />

Y Robert Smith salió al escenario, y contó todas esas cosas que tenía que contarnos, y fue más gótico que nunca, y se marcó un concierto antológico. Bueno, y lloró las penas de buena parte de los asistentes del festival: Melvins no tocaron ayer en el Primavera Sound, tal y como estaba previsto (al parecer perdieron el avión, pero no es oficial). Un golpe realmente duro que se sumó a las ausencias de Björk y Guided by Voices, ya cancelados antes de que diera comienzo del festival. Ah, y a la de Sleep: Matt Pike tuvo que ser ingresado el jueves por un coágulo en el cerebro y tampoco hubo concierto. ¿Y qué quedó el viernes? Más allá de The Cure y Melvins, hubo mucha música extrema (Napalm Death y Mayhem), grupos-leyenda (Chameleons) e indie para todos los gustos (Girls, M83).

The Chameleons

No estuvo nada mal el concierto de la mítica banda post-punk de Middleton. El horario (18.50) no les favoreció en absoluto. Pese a ello, hicieron un repaso realmente soberbio por toda su discografía, haciendo especial hincapié en sus tres y más aclamados primeros discos: ‘Script of the Bridge’, ‘What Does Anything Mean? Basically’ y ‘Strange Times’. Sonaron bien, siempre en su sitio, Mark Burgess mantuvo el tipo pese al asfixiante calor y nos regalaron unos cuantos pepinazos marca de la casa, tan metálicos como siempre. No se les puede pedir más. (7’5)

Girls

Ay, Girls. Ya os dije que Girls es un grupo por el que sentir verdadero HAMOR y ayer se empeñaron en demostrarlo. ¿Hasta cuándo durará nuestro idilio con Christopher Owens? No lo sé. Seguramente hasta el día en que no decore sus conciertos con decenas de ramos de flores. Girls es la clase de grupo que te regala rosas. Y que enamoran dentro y fuera del escenario. Su concierto fue inolvidable, maravilloso. Un prodigio de delicadeza pop y emoción concentrada. Lo hicieron todo bien. El coro gospel (espectacular en ‘Vomit’), los arreglos de guitarra (‘Alex’) y hasta la débil y melancólica voz de Owens (‘Laura’). Yo quedé prendado. Y vosotros también deberíais. (8)

The Cure

“Cure” src=”http://img.hipersonica.com/2012/06/The Cure concierto.jpg” class=”centro” />Como no hubo Melvins opté directamente por The Cure. Llegué un buen rato antes de que comenzara el concierto pero me tuve que conformar con un lateral muy lateral del escenario donde apenas avistaba a Robert Smith. Dio lo mismo. Es tan grande que podría no haberle visto el pelo durante toda la actuación y haber disfrutado del mismo modo. The Cure son increíbles. Regalaron un concierto fantástico. De más de dos horas, con un sonido perfecto y repleto de hits atemporales. Porque ahí estuvo Smith, repasando toda su discografía, pasando por todos sus trabajos, por todas sus fases artísticas y emocionales, creciendo y aprendiendo con nosotros. Desde ‘Plainsong’ y ‘Pictures of You’ hasta ‘In Between Days’ o ‘Just Like Heaven’. Es imposible hacerlo mejor. Si tenéis oportunidad de verles en directo no la desperdiciéis. Yo me quedé con ganas de mucho más. (9)

Napalm Death

“ND” src=”http://img.hipersonica.com/2012/06/Napalm concierto.jpg” class=”centro” />Napalm Death siguen siendo imprescindibles. Los padres del grindcore, tantos años después, parecen ser tan jóvenes como siempre. Es una gozada. Ayer, en pleno concierto y éxtasis de The Cure, se marcaron una exhibición brutal. La verdad, jamás imaginé que Barney fuera capaz de aguantar semejante nivel vocal en directo. Qué berridos, qué energía, qué capacidad de mantener el nivel por encima de la brillantez en todas sus canciones. Musicalmente son unos animales. Saben qué necesita su público y se lo dan: cincuenta minutos de urgencia ultraveloz, de violencia, de crudeza reflexiva y de agresividad. Incluso tocaron ‘You Suffer’ dos veces. (8’5)

Mayhem

“Mayhem” src=”http://img.hipersonica.com/2012/06/Mayhem concierto.jpg” class=”centro” />A la legendaria banda noruega de black metal sólo les pude ver tres canciones por los siempre inoportunos solapamientos. Me dio tiempo a disfrutar de su puesta en escena, y poco más. A ver, Mayhem son una sombra de lo que fueron. Y sospecho que buena parte del público que se congregó anoche en el Vice no lo hizo esperando una exhibición musical, sino una exhibición a secas. Cinco cabezas de cerdo, mucho humo, un ambiente apocalíptico y la oscuridad y velocidad del black metal condensadas en los desmedidos ritmos de la batería. Al final, daba la sensación de que aquello estaba más cerca de la parodia que de una actuación seria. Pero repito, sólo pude verles tres canciones. Así que puedo estar perfectamente equivocado. (?)

M83

“M83” src=”http://img.hipersonica.com/2012/06/M83 concierto.jpg” class=”centro” />Al parecer, todos los conciertos post-The Cure se retrasaron. Vale, M83 comenzó más de 20 minutos tarde. Si es por eso lo entiendo. ¿Entonces por qué Napalm Death, Mayhem, Trash Talk y The Men, por nombrar a cuatro, comenzaron a la hora inicialmente prevista? No termino de entenderlo. Y por ello me cabreé bastante anoche. Pero en fin, yo fui al Mini a disfrutar de M83 y lo hice a medias. Me faltaron más canciones de su último disco y menos pirotecnia audiovisual. Pese a todo, Anthony Gonzalez está en estado de gracia, el escenario Mini estuvo realmente lleno y el concierto fue bastante divertido. Obviamente todo estalló por los aires cuando sonó la gigantesca ‘Midnight City’. Sin embargo, a mí me faltó algo más. Aunque no sé muy bien qué. (7’5)

The Men

The Men salieron a divertirse más que a otra cosa. Lo cual está muy bien, siempre y cuando no lo hagas, digamos, influido en exceso por los efluvios del alcohol. Comenzaron bien, en su sitio, pero luego el concierto se les fue de las manos. Una decepción sin paliativos. Hasta el punto de que ambos guitarristas perdieron una cuerda durante la actuación y pasaron completamente de arreglarla o cambiar de instrumento. Siguieron tocando como si nada, con cinco cuerdas. El resto del tiempo hicieron mucho ruido. Un ruido sin demasiado sentido y bastante gratuito, pero ruido a fin de cuentas, y eso les salvó algo el desastre al que se enfrentaban. Creo que tocaron ‘Candy’, pero sólo creo, porque resultaba imposible comprenderles. En fin. (4)

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments