“Primavera Sound Touring Party” src=”http://img.hipersonica.com/2013/12/Primavera Sound Touring Party.jpg” class=”centro_sinmarco” />

Ayer concluyó en Madrid el Primavera Sound Touring Party, una gira invernal que venía a ser algo así como un pequeño premio de consolación por la defunción del Primavera Club y además un estímulo a la música en salas fuera del período festivalero, también en ciudades de tamaño medio. Durante un par de semanas, la experiencia ha subido a un puñado de bandas a dos autobuses para recorrerse el centro y norte de la península (más alguna parada en Francia e Inglaterra) y hasta ha aprovechado para hacer un peculiar reality que recogiera la experiencia de la vida en la carretera. Después de unos días intensos, la última fecha (la de ayer en Madrid) tenía evidentemente mucho de especial para los grupos que allí se daban cita.

La cosa empezaba con una sesión vermú en el Teatro Fernando de Rojas del Círculo de Bellas Artes. Allí los primeros en salir al escenario fueron unos EXTRAPERLO de circunstancias. La hora tempranera, el retraso de la furgoneta que los traía desde Bilbao, la falta de sueño, la ausencia de uno de sus miembros por motivos familiares… La cosa apuntaba a desastre y sin embargo los barceloneses se defendieron sin problemas en un concierto breve pero muy meritorio. El momento, claro, fue ‘Ardiente figura’, ese improbable pero irresistible hit que invoca a Germán Coppini a base de ritmillos y riffs vacilones. Son uno de esos grupos de los que deberíamos hablar mucho más.

“The Free Fall Band” src=”http://img.hipersonica.com/2013/12/The Free Fall Band.jpg” class=”centro_sinmarco” />

Después llegaba el turno de THE FREE FALL BAND, una de las apuestas personales del Primavera Sound que la organización ya colocó dentro del cartel de su última edición y ahora acaba de fichar por su sello. No voy a negar que su debut Elephants Never Forget no me despertó demasiado interés: su propuesta de pop relajado y preciosista me resulta tan agradable como insípida, pero debo ser justo y reconocer que su directo me sorprendió (y mucho) para bien: ese arranque con percusiones sirvió para sacar al público del sopor de la hora del aperitivo, después demostraron una solvencia casi sorprendente para su juventud y redondearon su actuación con una versión encantadora de ‘Love Vigilantes’. Bien, New Order siempre es bien.

Por la tarde la fiesta se trasladaba a La Riviera y la cosa empezó bastante torcida: un adelanto de media hora anunciado en el último minuto causó más de un cabreo entre el personal y se cebó particularmente con PAUS, que actuaron poco después de la apertura de puertas para apenas una treintena de personas. Una situación injusta para los portugueses, que causaron una excelente impresión incluso a quienes sólo pudimos capturar al vuelo los últimos minutos de su actuación. Lanzarán disco en 2014 y estaremos atentos.

El siguiente de la lista era REFREE. Y sus plantas, claro. Bien, vamos a dejar una cosa absolutamente clara para que nadie se lleve a engaño: no me gusta Refree. No me gusta nada Refree. No puedo con Refree, ni como autor, ni como intérprete, ni como personaje, ni como productor. Con estas credenciales soy consciente de que la opinión que su concierto me mereciese tiene un interés entre escaso y nulo y sin embargo debo decir que en esta ocasión el “Refree Rockero” que se subió al escenario con banda al completo, setlist eléctrico y mucha distorsión (a veces distorsión-porque-sí, pero en fin), me dio el pego. Fue un poco como ese niño al que no le gusta el pescado y su madre se lo sirve rebozado, sumergido en salsa de tomate y camuflado entre una montaña de patatas fritas: al final, casi sin darse cuenta, se lo come. Pues eso.

“Lee Ranaldo” src=”http://img.hipersonica.com/2013/12/Lee Ranaldo.jpg” class=”centro_sinmarco” />

Y no tengo problema en reconocer que el plato fuerte de la noche para mí eran LEE RANALDO AND THE DUST, así que las expectativas eran altas. El guitarrista de Sonic Youth viene de lanzar Last Night On Earth y básicamente de ese trabajo y del anterior Between the Times and the Tides se nutrió un directo en el que sacó casi una guitarra por tema, fue de menos a más (quizá habría mejorado con un arranque más enérgico para hacer entrar en calor al no demasiado numeroso público) y se hizo bastante corto, hasta el punto de dejarnos a la mayoría con la sensación de que aquello se había acabado justo cuando estaba empezando lo mejor. Fue, como sus discos, un concierto de virtuoso, de gustarse, dejarse llevar y alargar hasta la locura el desarrollo (y claro, la duración) de los temas. Muchas ganas de ver dos horas de este tipo, haciendo, tocando y versionando a quien le dé la gana: a ver si surge la oportunidad.

Cerraba la jornada el único grupo que trajo a La Riviera una base sólida de fans, los catalanes STANDSTILL que adaptaron su espectáculo Cénit (centrado básicamente en su reciente Dentro de la luz) a una especie de formato mixto más adecuado para el momento y el lugar. La de Enric Montefusco es sin duda una de las bandas españolas con un proyecto más personal y ambicioso en este momento, pero aun reconociéndoles el mérito (me cuesta entender el fenómeno fan que arrastra un grupo que ha renunciado por completo al hit y a la inmediatez), debo reconocer que a mí me han perdido por completo como oyente. Sé que no tiene sentido seguir recordando a los Standstill anteriores a su álbum homónimo (ahora son, simplemente, otra banda), pero lamentablemente mi conexión con esa solemnidad, esas letras ampulosas, ese empacho conceptual y (glups) esas vidrieras góticas es cercana a cero. Quienes sí entran en su juego salieron, eso sí, extasiados.

Esta jornada de despedida del Touring Party dejó, en definitiva, un puñado de buenas actuaciones, más de un problema y una decepcionante asistencia de público que acabó desluciendo un poco el evento. Será interesante comprobar si el formato se mantendrá en el futuro o si Primavera Sound le dará una nueva vuelta a su formato invernal el próximo año.

Fotos | Iván Moreno (Flickr)

Más en Hipersónica | Anunciado el Primavera Sound Touring Party: el festival sale de gira, Más difícil todavía: el Primavera Sound Touring Party tendrá su propio reality

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments