Prince dice que Internet está acabada: recordamos otros tres chistes suyos respecto a lo digital

Hace nada Prince nos ha sorprendido con unas declaraciones que recogían nuestros compañeros de Genbeta y en las que decía que a Internet le quedan dos telediarios (de esos que ya no llevan sus canciones como sintonía).

Y aunque Prince haya sido un gran músico (sí, sí, lo fue), últimamente lucha con Ramoncín por convertirse en el símbolo musical (ejem, ejem, nunca mejor dicho) más odiado por los internautas. O eso, o se ha reconvertido en humorista: he aquí unos cuantos chistes del Prince “digital”.

Prince contra un niño de año y medio

18 meses tenía Holden Lenz cuando se convirtió, a ojos de Prince, en el criminal más buscado de EEUU. El chaval, futuro aspirante a dictador loco, hizo algo muy, muy feo: hacer caso a su madre y ponerse a bailar el ‘Let’s Go Crazy’ del artista anteriormente conocido como el artista anteriormente conocido como Prince.

La madre de Holden, ingrata criadora de psicópatas potenciales, grabó el baile de su hijo, lo colgó en Youtube y les pasó el enlace a todos sus familiares. ¿Cuántas veces os hemos dicho que no hagáis spam? Pues eso, que de aquellos polvos, esos lodos: después de que 28 personas vieran el vídeo en un mes, un claro ejemplo de su intención de destruir los beneficios económicos de Prince, Universal denunció a la madre ante Youtube y amenazó con llevarla a los tribunales.

Moraleja: Nunca grabéis a vuestros hijos bailando y mucho menos esto

Prince contra el Mundo

Los fans de Prince, si algo tienen, es que son bastante fieles. Porque si no, no se explica que aún sigan haciéndole webs a alguien que se ha empeñado, por activa y por pasiva, en que no haya ni una foto suya, ni portadas ni ninguna imagen colgada en internet sin su permiso.

En noviembre de 2007, Prince inició una campaña para controlar cualquier página web de fans e impedir que publicaran nada que a él no le gustase. Los fans, que seguían siéndolo pese a todo (he ahí lo que es ser fan), se unieron en el movimiento con nombre de equipo de fútbol PFU (Prince Fan United). Tres días después, como respuesta a su amor incondicional, Prince les regaló la canción ‘PFUnk’.

Moraleja: Amarás a tu dios sobre todas las cosas… y a sus canciones mucho más que a ti mismo.

Prince contra Radiohead

Prince es un tipo que siempre ha estado a la última, por eso, en 2008, una década y media después, decidió reivindicar a Radiohead en pleno Coachella con una versión de ‘Creep’. Los fans de Prince no dudaron en que allí había grupazo y colgaron el vídeo de esa versión en Youtube.

Mal movimiento: primero, porque Youtube es el demonio, una página que, en palabras de Prince, puede controlar el porno y los vídeos de pedófilos, pero no las canciones cuyo propietario es otro. Y segundo: porque lo que ocurre en un escenario sobre el que está Prince se queda allí, en ese escenario, y no se pasea después a gusto del consumidor (salvo que venga en un dvd licenciado por el artista anter… bueno, ya sabéis).

Radiohead, esos desconocidos, se quejaron y, unos días después, la versión volvió a Youtube. (Prince, un año después, colgó la versión en su propia web: eso es velocidad; estoy por pedirle que haga la crítica del segundo de Los Punsetes y que complete la revisión del White Album de los Beatles).

Moraleja: Lo mío es mío y lo tuyo… mío también.

(El autor de este artículo permanece en busca y captura y muy deprimido porque se le acaba el chollo de internet)

Anuncios