Anuncios

Prog Awards 2013: cuando la endogamia no hace sino aumentar la estupidez

Y en el día de ayer se reunía la creme de la creme de la ‘élite’ del Rock Progresivo para esa sesión de autofelaciones que los más grandes del lugar se propinan en nombre de la prestigiosa publicación Prog Rock Mag. No se trata de un ritual al que solo se sometan los progheads (¿hay apelativo más ridículo y pedante que éste?), pues mi compañero Mohorte, al respecto de los Premios de la Música Independiente Española, ya nos mostró una opinión parecida a la que voy a mostrar hoy. Como seguidor del género aunque me contraríen muchas de sus constantes, creo necesario compartir diversas reflexiones al respecto de lo acontecido ayer. Y ahí van.

El primer arqueo de ceja llega cuando la gala se celebra un 3 de Septiembre, restando nada más y nada menos que 119 días para que acabe el año, lo que viene a ser un tercio exacto del periodo. Ayer me comentaban que probablemente se trataba de que el periodo a valorar probablemente fuese de septiembre 2012 a septiembre 2013, pero eso no oculta que el llamar a los premios Prog Awards 2013 no es más que otra muestra del empeño del mundo prog de vivir aislado del resto, de mantenerse aislado en su púlpito y de no hacer frente a las estupideces que la endogamia acaba acarreando.

Loable es la iniciativa de permitir al seguidor de la escena que, mediante su voto en un sitio web abierto a tal efecto, pueda participar del proceso de elección de los ganadores. Claro, lo entendemos como loable si no rascamos y vamos al fondo del asunto. Y es que de los 12 premios entregados, de las 12 categorías, 5 ya vienen cerrados de antemano, es decir, no quedan abiertos a la votación del público sino que es la redacción de Prog Rock Mag quien decide, supongo que por el valor del cheque recibido. Y para más inri, en las restantes 7 categorías, las posibles votaciones vienen cerradas en base a unas candidaturas presentadas, otra vez, por la redacción de la propia revista (lo que viene a ser dejar todo atado y bien atado).

Y digo estas barbaridades al respecto del criterio de los redactores de la revista (si es que tienen y no deciden por motivos pecuniarios) simplemente por lo que me sugiere la lista de nominados. Sin entrar en que gran parte de las categorías pueda tener un nombre estúpido o que la categoría sea estúpida en sí, lo realmente gravoso se encuentra en el listado de nombres propuestos. Y os voy a relatar los casos más sangrantes.

“progrockmag” src=”http://img.hipersonica.com/2013/09/Prog-winners-feature.jpg» class=”centro” />

En primer lugar, Riverside aparecen en la terna de nominados en la categoría Breakthrough Artist, lo que viene a ser la banda cuyo reconocimiento más ha crecido este año. ¿En serio? ¿En los más de 12 años de carrera de Riverside su fama ha crecido más que nunca con el lanzamiento de su peor disco? ¿Precisamente en el momento en el que ya les conocíamos todos?

El segundo de los absurdos llega en la categoría de Album of the Year (¿los de Opening necesitáis traducción?) y una lista de nominados en los que aparecen discos como los de Tesseract, Amplifier, Steve Hackett o, agarraos, Tame Impala. ¿Tan mala ha sido la cosecha progresiva este año que tienen que recurrir a discos de versiones, que rescatan material compuesto hace lustros o discos que ni siquiera son Rock Progresivo? Evidentemente si montas el tinglado para dejar fuera a Haken, Leprous, Hexvessel u Orphaned Land puede que sea necesario (y todo ello ignorando que en este 2013 aún están por salir los discos de Dream Theater o Ayreon por decir solo dos nombres).

Sin embargo es el tercero de los casos el más sangrante. Y es que dentro de la terna de candidatos a banda del año, los redactores de Prog Rock Mag se han atrevido a meter a nombres tan absurdos como Katatonia, Tesseract (de nuevo) y, paren las máquinas, Muse. Y os preguntaréis, ¿qué narices pintan Muse como candidatos a banda del año en un año en el que no han sacado disco y en la resaca de haber sacado uno de los mayores pufos de la historia de la música? Yo no lo entiendo, y supongo que vosotros tampoco (y todo esto sin entrar a valorar la calificación de Muse como Rock Progresivo, que tampoco es plan de que me cree una úlcera).

“ian-anderson” src=”http://img.hipersonica.com/2013/09/Ian-Anderson.jpg» class=”centro” />

Afortunadamente, el público votante ha acabado demostrando que, normalmente, la democracia acaba tapando las estupideces cometidas por los gobernantes, a pesar de que estemos hablando de una democracia fingida y en base a un sufragio censitario. Big Big Train, Steven Wilson y Marillion ganaron en las categorías más polémicas, aunque ello no tape en ningún momento el absurdo del listado de nominados y de las fechas con los nombres que ha dejado fuera.

Para concluir una última reflexión. ¿De verdad son necesarios unos Prog Awards? Ya lo digo yo: no. Y no porque considere que el Rock Progresivo no sea premiable, que lo es, sino porque el que se autoconsidera el género innovador por antonomasia no puede caer en las redes del inmovilismo del resto de la industria cuando sus acólitos se pasan la vida intentando demostrar encontrarse por encima del bien y del mal. Supongo estos premios responden a la necesidad de notoriedad de la publicación que se encuentra tras ellos y de cash de algunos de los dinosaurios galardonados tras haberse retirado o no levantar cabeza desde hace tiempo. Sí, ésta va por vosotros, el Virtuoso Mike Portnoy o el Prog God Ian Anderson.

Y mientras, la rueda seguirá girando, y las pelusas seguirán rebosando el ombligo.

Os dejo con la lista de premiados, el nombre de las categorías supongo será un inside joke prog:

  • Limelight — Sound Of Contact
  • Breakthrough — Big Big Train
  • Anthem — Von Hertzen Brothers, Flowers And Rust
  • Event — Steve Hackett, Genesis Revisited at Hammersmith Apollo
  • Band Of The Year — Marillion
  • Album — Steven Wilson, The Raven Who Refused To Sing (And Other Stories)
  • Grand Design — Family Box Set
  • Virtuoso — Mike Portnoy
  • Visionary — Steve Hillage
  • Guiding Light — Thomas Waber, founder of InsideOut
  • Lifetime Achievement — Dave Brock
  • Prog God — Ian Anderson

Vía | Prog Rock Mag

Anuncios