Toca mirar a Francia. En realidad nunca dejamos de hacerlo, aunque sólo fuera para morirnos de envidia. Envidia por su yeyé, su diseño, por sus estilosas mujeres y sus elegantes hombres. En mi caso, envidia profunda por su conexión con Estados Unidos. Francia fue, a veces incluso por encima de Reino Unido, el país que con mayor fervor adoptó aquella nueva y loca música que fue el rock’n’roll. Desde Dutronc hasta Hardy, de AntoineBirkin.

Ahora vuelve a suceder. Si damos por sentado que existe una nueva escena garaje underground en Estados Unidos (encabezada por Thee Oh Sees, Ty Segall, Woods, Black Lips, etc. De ella se da buena cuenta con puntualidad en esta casa), es lógico buscar sus réplicas por otros lugares del globo, ya que quizá sea la música más excitante que está sucediendo ahora mismo si de colgarse una guitarra se trata.

Y Francia, una vez más, se ha empapado de lo que llega del otro lado mejor que nadie. Un montón de grupos nuevos, muy jóvenes y a menudo conectados entre sí, creando discos de altísimo nivel que, claro, ya empiezan a ser considerados al otro lado del charco. Por ir citando: Cheveu, The Feeling of Love, Limiñanas, Strange Hands, La Secte Du Futur, Catholic Spray, JC Satan,… Pese a todo lo bueno que se puede encontrar en España ahora (en Galicia, como os contaba el otro día Poliptoton, o rascando en los catálogos de Discos Humeantes y Sonido Muchacho), estamos aún a mucha distancia de esta explosión de creatividad gala. Es decir, envidia de nuevo.

Sin ánimo exhaustivo, pero con la intención de dibujar un panorama más o menos representativo, vamos a enumerar el quién y el cómo de esta nueva escena.

Born Bad Records: sello esencial para entender de qué va esta movida. Acogen en su catálogo a algunos de los grupos más representativos del nuevo sonido francés, así que su nombre volverá a aparecer en estas líneas. No dan puntada sin hilo, y tan acertadas son sus referencias nuevas de grupos franceses como las reediciones o sus picotazos en artistas americanos (Hunx and his Punx, The Intelligence…)

Cheveu: quizá los de mayor recorrido, habituales de Pitchfork y con un discurso musical propio y fascinante. Saltan del punk de 8bits al garaje y a los sonidos industriales con total naturalidad. Se espera nuevo disco ahora en 2013. En Born Bad Records, claro.

The Feeling of Love: también en Born Bad, este grupo de Metz es, del lote, el que más alto apunta. Su música ha evolucionado desde el lo-fi extremo (cuando era un proyecto en solitario de su líder Guillaume Marietta) hasta una psicodelia expansiva de altas miras, con Spacemen 3 en el horizonte, pero también con muchas reminiscencias a los últimos trabajos de Ty Segall (con quien han compartido un split single y conciertos). Mis favoritos, si eso os sirve de algo.

Limiñanas: provenientes de Perpignan y publicando en el prestigioso sello americano Hozac Records. Como juntar a Spacemen 3, Stereolab y los grupos de chicas de los 60. Dos discos a sus espaldas que son dos auténticas golosinas de psicodelia amable.

Catholic Spray: vuelta a Born Bad, esta vez con los parisinos Catholic Spray, practicantes de un garaje-punk abrasivo y destartalado. Acaban de publicar Eath Slime, uno de los mejores discos que ha dado este inicio de 2013. Recuerdan a los buenos tiempos de los Black Lips (los de hasta el Let it Bloom, vaya) y a Gun Club. Una vez que superéis lo feísta de las primeras escuchas caeréis rendidos.

La Secte Du Futur: desde Burdeos y Paris, y apéndice de Catholic Spray. Publican en otro sello que está haciendo bastante ruido, Eighteen Records, y me tienen encantado, empezando por el nombre del grupo. Sus parámetros son parecidos a los de su banda madre, aunque con un componente más pop que les acercaría a Times New Viking.

Strange Hands: junto a Limiñanas, los más clásicos del asunto. Este insultantemente joven trío de Burdeos (23 años, la hostia) le da al garaje-punk farfisero con dosis esporádicas de psicodelia nuggets. Su juventud es parte de su encanto, obviamente, pero consiguen parir melodías redondas de vez en cuando. Ya os lo contó Mohorte, por cierto.

J.C. Satàn: también desde Burdeos, los J.C. Satàn juegan a la experimentación. Su último trabajo, ‘Faraway Land’, es su mejor obra, con grandes canciones que podrían jugar en la liga de unos Thee Oh Sees, pero también con una querencia a la estridencia e incluso la experimentación que puede hacer algo difícil la escucha a ratos. Perseverad, que merece la pena.

Yussuf Jerusalem: maravillosos de puro raros. Pueden pasar en el mismo disco del black metal al garaje-folk más feliz sin inmutarse. El caso es que cuando le dan a lo segundo lo clavan con tanto acierto que uno no sabe si es puro cachondeo su faceta de adoradores de Belcebú. En cualquier caso, escuchar en su último disco ese salto de “Evil Rise” a “Through Winter’s Darkest Day” es como cuando uno jugaba con los contrastes en la piscina de pequeño, corriendo del agua caliente de las duchas al agua fría de la piscina. Pura diversión.

Jack of Heart: se repiten coordenadas. Son de Burdeos y publican en Born Bad Records. Garaje-punk a cara de perro de nuevo, sus discos dejan un par de gemas por álbum, y en sus directos el espíritu de Divine sobrevuela la sala a menudo. Escatológicos, desagradables, divertidísimos.

Wall of Death: junto a Feeling of Love, los más claramente psicodélicos de la escena. Muy Spacemen 3, aderezado con altas dosis de ritmo motorik. ‘Main obsession’ es su único disco, un cuelgue drone muy disfrutable.

Podríamos seguir, aunque si habéis llegado hasta aquí ya tenéis un rato largo de música que descubrir. Sabe mal dejar fuera a leyendas como Frustration, aunque lo suyo sea post-punk oscuro, o a los padres putativos de toda esta movida, los Magnetix, mejorando a White Stripes desde principios de siglo. Entre la cantera, Alba Lua, también de Burdeos, apuntan alto, aunque por terrenos más cercanos al folk ensoñador. Pitchfork ya les hace caso, así que no descartéis un pelotazo.

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments