Queridos músicos: tenemos que hablar

A ver, id entrando y sentaos en las primeras filas. Dejad espacio para los demás, que luego se forma una montonera en la puerta y la gente se cree que no hay sitio. Recordad cómo se puso Michael Gira en la última reunión a la que os convoqué. Que varios de vosotros faltasteis, por cierto.

En fin, como parece que poco a poco vamos estando todos, empiezo, que luego se hace tarde y a Billy Corgan le entra el hambre. Ya sabéis que tiene que comer cada dos horas, el pobre.

Músicos del mundo: sois muy pesados

Lo que os quería decir es que estáis muy pesados. Mucho. Antes hacíais discos, adelantabais un tema un par de semanas antes del lanzamiento, y ya. Luego escuchábamos el disco de corrido y nos gustaba o no, pero no teníamos que estar aguantando durante tres meses las noticias sobre que ya habíais pasado por el estudio y que ahora habíais decidido contarnos hasta la vida de vuestro tránsito intestinal.

No sé quién empezó con esto, y no me importa. Lo de que esté mirando ahora mismo a Arcade Fire y a Daft Punk es porque no os estáis quietos en la silla. No, no puedes decir nada ahora, Win Butler, guárdate tus 15 segundos para después. No sé quién empezó, digo, pero ¿si uno se tira de un puente iríais todos detrás? ¿No, verdad? Pues eso.

Lo que estáis consiguiendo es que os coja un poquito de asco. Y me da rabia, no os vayáis a creer. Que yo soy muy fan de la paz y del amor. Y más aún de la música. Y la vuestra me gusta mucho. Bueno, Pharrell, la tuya no tanto, pero en realidad parte de la culpa es de que sois muy cansinos. Que si os dejo escuchar un ratito de una intro, que si se me ha ocurrido grabarme andando mientras miro a un horizonte nublado durante minuto y medio para deciros que dentro de dos meses de nada saco disco… y que se llama teaser, que bien que no nos quejamos con el cine.

Que yo os entiendo. Que los tiempos cambian y las estrategias de mercado van mudando, pero vais a tener que hacer frente a los contras de la sobreexposición

Pues no, mirad, a mí me estáis cansando ya. Entended que compartir portada y tracklist importa muy poco. Importa una mierda, en realidad. Que ya me hacéis utilizar palabras gruesas, y no quiero. Pero hay que cortar esta espiral en la que os estáis metiendo. Una puñetera foto con unos cuantos tachones y lo que pueden ser unos títulos después de no dar palo al agua en ocho años es basura, Damien Rice.

Que yo os entiendo. Que vosotros no queréis, que los tiempos cambian y las estrategias de mercado van mudando, pero vais a tener que hacer frente a los contras de la sobreexposición. Porque estar sacando una canción cada puñetero día es un agobio, Dave Grohl. Que antes de la mitad ya te quería matar, y que has conseguido aburrirme soberanamente sin escuchar siquiera el disco.

Y a lo mejor lo que está pasando es que hay otros niños mayores que se están metiendo con vosotros, o que os echan del campo de fútbol cuando estáis jugando. Puede que sea eso, que muchos me habláis de ellos, y los llamáis discográficas. A lo mejor toda la culpa es de los discográficas esos, pero uno tiene que hacerse fuerte, y tener claro que hay cosas por las que no pasa. Es más, que hay cosas contraproducentes.

Estaos tranquilos, coñe. Que os empezáis a merecer un cachete. Bueno, hace tiempo que lo merecéis, pero uno cree en el refuerzo positivo, así que vamos a intentar darle un fuerte aplauso al primero que no sea tan pesado. A lo mejor os podéis fijar un poquito más en Thom Yorke, que siempre lo tenéis apartado en un rincón de la clase y ni le habláis por raro, al pobre. Este hombre lo mismo saca el disco de Radiohead cuando ni nos hemos enterado de que están quedando para tomarse un café después de meses sin verse. Bueno, de eso sí, pero de poco más. Y manda narices que el puto loco de la clase os tenga que dar lecciones.

… perdona, Thom, no llores. Que sí, que me he pasado. Anda, Billy, acompáñalo fuera, que se calme, y así te tomas la morcilla sin manchar el material.

Pues eso, que yo os voy a dejar, pero quiero que os quedéis aquí para charlar entre vosotros, y reconducir un poco esto. Porque de verdad que estáis a solo un paso de que se cree un Círculo Podemos para acabar con este coñazo que os traéis montado. No queremos más noticias que no son noticias. Queremos música, que es de lo que iba todo esto cuando empezamos, y no saturar a más pobres diablos que quieren sacrificar su portátil cada vez que leen algo más pesado que escuchar un audio sin vídeo de OK Go. Así que portaos como niños mayores. Lo dicho, os dejo, vosotros veréis.

Anuncios