“Ok Chiptuner” src=”http://img.hipersonica.com/2012/05/chiptune.jpg" class=”centro” />

En las últimas horas se han extendido por todos los blogs del mundo las reinterpretaciones que QuintonSung ha hecho de Kid A y de OK Computer en versión música de videojuegos de 8 bits. No es una anécdota o una simple broma: todo el movimiento Chiptune está plenamente vigente, más aún en estos días en los que no hay problemas en sacar pixelazos gordos, enormes, en juegos recién sacados. Va más allá de la simple moda: es la influencia del (pen)último hijo de la cultura pop.

Chiptune: nuestras drogas de ayer son nuestro alimento inconsciente de hoy

El Chiptune, o la música de 8-bits, no es más que el intento de traer de nuevo, a día de hoy, las melodías que nos marcaron a los que nos dejábamos los ojos en pantallas de fósforo verde o, con un poco de suerte, ya en una gama de colores más estimable. Recupera el sonido consolero o el de los Spectrum/Commodore/Amstrad. Puede que lo haga con ese mismo hardware, pero no hay nada de talibanismo dentro de quienes quieren recrear ese pasado reciente: se puede usar hardware de hoy en día para sacar sonidos similares.

¿Es sólo una cuestión retro? ¿Un anclarse en el pasado? No lo creo: de la misma manera que aquellos videojuegos de 8-bits son aún hoy jugables y adictivos a pesar de estar a años luz tecnológicamente hablando, su música sigue viviendo en nuestras cabezas. Es como pretender que quien quiera hacer pop de guitarras con cierto aire folk no escuche, no imite lo que se hizo en los 60s.

Si los Beatles, los Byrds, o los Beach Boys son importantes para el pop, si el rock’n’roll primerizo aún late con fuerza ¿cómo no van a hacerlo las bandas sonoras de cosas como ‘Xevious’, ‘Super Mario Bros, ‘Out Run’, el propio ‘Pac-Man’, cualquiera de las que se hicieron en España en la edad de oro de los 8 bits (hola, Gominolas) o cosas más recientes como ‘Shinobi’, ‘Streets of Rage’ y demás? Aquello es, para muchos, nuestro propio rock’n’roll, entendido como una explosión puramente infantil/juvenil, alejada de estándares adultos y casi ininteligible para nuestros padres. La música de 8 bits forma parte de la educación sentimental de bastantes, y hasta inconscientemente viene a la cabeza.

Digo “hasta inconscientemente”, porque en general llega de manera bastante consciente, incluso conociendo la melodía pero sin saber nada más. Por ejemplo, en este enlace que me pasaron hace un mes podéis ver cómo de desarrolladas pueden estar nuestras obsesiones: hilo forero sobre música clásica y videojuegos; yo reconozco que lo primero que escuché de música clásica en mi vida fue así, en 8 bits. Y si puedes tocar a Mozart, el Godwin de las discusiones musicales, ¿a quién no vas a poder transformar?

Melodías de 8-bits hasta caerte muerto

Con el asunto de la música de 8-bits pasa como con el de los mash-ups, que si entras con fuerza e interés en el asunto, es posible que nunca salgas. Cada día hay nuevas historias, nuevos discos y, claro, también nuevas versiones. Es imposible de seguir desde la distancia: o te enfangas o enseguida dejará de tener gracia la anécdota.

Si te metes, pues tendrás de todo: melodías nuevas y originales, reinterpretaciones como las que ahora ha hecho QuintonSung de Radiohead (algunas de ellas a la venta en canales oficiales del mainstream, como la que se hizo de Kraftwerk), documentales, listas de éxito en comunidades de internet que son un no parar, sellos y hasta festivales especializados… Si tienes un festival de música ya eres oficialmente alguien, una escena, ¿no?

En Tumblr buscas chiptune y ya tienes para una vida entera y otra media vida más. En Bandcamp también encontraréis los hitazos del momento. Tenemos colectivos de músicos unidos por la misma pasión por el videojuego, como 8bitpeoples o Bad Dudes (como Bad Dudes se llamaba la recreativa también conocida como Dragon Ninja). Y, por tener, hay hasta propuestas de himno generacional/homenaje a la historia:

Esto que parece cosa de frikazos ha dado hasta zarpazos a la música que se escucha en las radios o que se encumbra en publicaciones avanzadas: Four Tet ha demostrado su pasión por el asunto y lo de que Ke$ha lo petó hace un par de años con un single que era pura pasión 8 bits supongo que lo habréis asumido incluso sin prestarle atención. Y gente como Deadmau5 no publica canciones con el nombre de ‘8 bit’ por nada.

Yo aún espero que los Flaming Lips se decidan a darse a esto: ya están al borde, quizás sólo necesitan que alguien les regale la gAtari 2600. Aunque lo de poner en 8-bits ya lo han hecho otros con sus canciones (como con las de casi todo el mundo):

“Vale, pero ¿a quién puedo seguir?”, te preguntarás. Nullsleep es el músico que más se ha preocupado por hacer que al estilo se le viese en todas partes: dado entrevistas, reunido a gente a su alrededor, sacado discos navideños (The 8bits of Christmas) y no ha tenido problema en utilizar a Depeche Mode para ganar visibilidad. Supongo que los que se preocupen de salvaguardar la esencia del género dirán que la maqueta era mejor. Pero será raro que se hable de chiptune de manera general (como aquí) y no lo veáis citado. Y yo no me voy a saltar ese guión, que ‘Her Lazer Light Eyes’ se me pega como el mejor himno:

Y si Nullsleep tira más hacia lo pop, Motionless Battle serían la apuesta más hard:

Juego eres y en juego te convertirás

Y, por supuesto, el boomerang ha regresado a los videojuegos: como decía al principio, si hay pasión por lo retro es porque aquello realmente nos gustó, porque lo consideramos canónico. Así, no es extraño que junto al revitalizado pixel que llega la mayoría de las veces desde el desarrollador independiente, la música de los nuevos juegos también vuelva a andar por aquellos caminos. Esta vez la opción es estética, no limitada por la técnica, pero la de los Black Keys limpiando el garage para hacer el mejor disco de 2011 también lo es.

A veces de forma bastarda, como en el brutalmente adictivo Super Meat Boy:

Otras, de manera más pura, como en VVVVV:

Y, por supuesto, vale como ejemplo de la ida y vuelta de la música de 8-bits Bit.Trip Void, con el propio Nullsleep poniendo banda sonora al juego:

 

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments