Las páginas de reventa y la especulación es un problema en la venta de entradas para conciertos, y muchos grupos buscan la manera de garantizar que el público no sufra las negativas consecuencias de dichas prácticas. Los últimos en buscar una solución son Rage Against the Machine, que acaban de anunciar una ambiciosa gira de regreso y, por supuesto, muchos especuladores están al acecho.

Por eso, han tomado una serie de medidas que, según explican en un comunicado en Instagram, «protejan a nuestros fans del scalping depredador y, al mismo tiempo, recaudar una sustanciosa cantidad de dinero para caridad y organizaciones activistas en cada ciudad que visitemos». El grupo asegura que «cerca del 50% de las entradas de cada evento son monitoreadas por los scalpers, y estamos buscando la manera de proteger el 90% de las entradas de sus zarpas».

Con respecto al 10% de entradas restantes, la banda asegura que las están reteniendo y las venderán a un precio superior al habitual, pero «lo bastante bajo para venderlas más baratas que los especuladores». En el mismo comunicado afirman que el 100% de este dinero extra que añaden a las entradas reservadas irá destinado a la caridad y organizaciones activistas de cada ciudad que visiten en la gira. En otro orden de cosas, el grupo destinará los beneficios de los tres primeros conciertos de la gira de reunión a organizaciones que luchan por los derechos de los inmigrantes.

De momento, Rage Against the Machine no han confirmado que vayan a pasar por España en su próxima gira.