Anuncios

Reek — Necrogenesis

No hace mucho que mi compañero Cronopio comentó su visión sobre cómo el Thrash Metal ha quedado como un género marchito y con poco margen de maniobra actualmente en comparación de otros subgéneros como el Black Metal, donde siempre aparecen grupos insuflando creatividad a sus subgéneros. Lejos de debatir sobre si es un género muerto o no, bien es cierto que el hecho de no haberse liberado de sus propios corsés ha favorecido que haya perdido peso en la faceta mainstream del Metal.

No obstante, eso no ha impedido que haya hornadas de bandas que en los últimos tiempos han formado una especie de Revival del género, pero que no consiguen que el Thrash salga de sus límites fijados, a pesar de la evidente calidad de bandas como Havok, Warbringer o bandas nacionales, tanto los consolidados Angelus Apatrida como los emergentes Crisix. Algunos como Power Trip ven que la posible regeneración pasa por un retorno a las raíces, pero hay gente que ve una posible salida entremezclándolo con otras vertientes, como es el caso de Vektor o la banda que hoy nos ocupa.

Reek, haciendo del Thrash sólo un elemento más de su sólido armazón

http://bandcamp.com/EmbeddedPlayer/album=2247656146/size=large/bgcol=333333/linkcol=2ebd35/tracklist=false/artwork=small/transparent=true/

No es la primera vez que avisamos de que los catalanes Reek podían ser una de esas pequeñas sorpresas que guarda nuestro Metal patrio. El hecho de que sus miembros sean jóvenes con mucha hambre y con un gusto musical tan amplio unido a su buena relación con bandas del calibre de Obsidian Kingdom nos hacía presagiar que no íbamos a estar ante una banda de Thrash cualquiera.

Ellos mismos comentan que les cuesta identificarse con un género en concreto. Hasta su cuidada portada (otro gran trabajo por parte de Ideophony) se sale de lo que podríamos considerar habitual en el género Thrash que estuvieron tocando desde sus inicios y que ahora, en vez de ser la idea principal de su estilo, es una pieza más que conforma el complejo armazón de su música y que vemos en su álbum debut, Necrogenesis, aunque sigue gozando de cierta importancia en su fórmula.

Espectacular trabajo instrumental con una dignísima producción

http://bandcamp.com/EmbeddedPlayer/album=2247656146/size=large/bgcol=333333/linkcol=2ebd35/tracklist=false/artwork=small/t=9/transparent=true/

Es fácil que, cuando una banda del género hace coqueteos con sonidos cercanos al progresivo, se le termine clasificando como Thrash Técnico, pero en Reek el género progresivo adquiere muchísima importancia, desde el aspecto del estilo hasta por el alto interés en un buen cuidado del sonido y los matices. Así, observamos un trabajo en la producción la mar de cuidado y pulido, algo poco habitual en una banda debutante con un disco autoeditado (aquí hay que aplaudir el trabajo de Javi Félez en la producción y de Magnus Lindberg en el mastering). Que sirva de ejemplo ese sonido de bajo, que llega hasta a enamorar.

El cuidado sonido hace que luzca más el impresionante despliegue de la línea instrumental de Reek, desde las guitarras afiladas como puñales hasta esa infernal batería que no hace prisioneros. Lo bueno de estos músicos, aparte de su buena mano en la ejecución, está en el plano compositivo, mostrando un trabajo ambicioso en cuanto a estilo y a la hora de elaborar riffacos como cañones. Aunque es difícil quedarse con temas concretos, pepinazos como The Sound of Decadence’, ‘Landscapes of Elysium’ o ‘Pernicious Gerontophiliac Commitment’ son difíciles de cuestionar. Y no quiero terminar sin hacer una merecida reverencia a increíbles piezas como ‘Ethereal Shadows’ (cuyas guitarras parecen secuestradas de las secciones más acústicas de Opeth) o el fabuloso cierre de ‘Scions of the Void’.

8.5/10

Reek han respondido positivamente a todos los que apostaban por ellos como una de las promesas más interesantes de nuestro Metal nacional, sabiendo conjugar el Thrash Metal de sus inicios con un Metal Progresivo de enjundia. No me atreveré a decir que discos como Necrogenesis
vayan a suponer la regeneración del género Thrash (está por ver la repercusión que vaya a alcanzar), pero no cabe duda de que por la calidad que atesora bien merece una alta consideración dentro de nuestras fronteras.

Anuncios