Dentro de la enorme mediocridad del post-punk revival que anunda nuestra actualidad musical, da gusto la existencia de bandas como Beastmilk, que compensan su total falta de originalidad en su propuesta con una actitud y una energía imparables y potentes. Así lo demostraron en su debut Climax (Svart, 2013) y confiamos que lo sigan demostrando en el futuro tras la intensa serie de reformas que han realizado últimamente.

Para empezar, Johan “Goatspeed” Snell, guitarrista y miembro fundador, ha decidido no seguir en la banda por diferencias irreconciliables, así que el grupo ha decidido confiar en Juho Vanhannen, de los blackers experimentales Oranssi Pazuzu, como sustituto a las seis cuerdas. El grupo, además, deja el nombre de Beastmilk y a partir de ahora serán conocidos como Grave Pleasures. El renovado grupo además ha comunicado que en mayo se meterá a grabar su nuevo disco y que confían en tenerlo publicado en septiembre, así que tocará estar muy atentos a sus futuros movimientos.

Artículo anteriorNicolas Jaar participa en la BSO de Eleven Times, un corto que denuncia la brutalidad policial
Artículo siguienteActress será el encargado de confeccionar el próximo Dj Kicks

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.