Rufus Wainwright ha conseguido ya, con cinco discos y su descarada juventud, un status de clásico que pocos pueden permitirse. Y Release The Stars, su nuevo disco, no va a cambiar nada la situación.

Manierismos vocales, instrumentación excesiva, todo al borde del ridículo. Como siempre que se enfrenta a un disco, Rufus Wainwright vuelve a sacar oro puro de situaciones en las que otros caerían en lo hortera.

Él no. Él consigue que todas sus nuevas canciones sigan destilando la misma sensación de opulencia e intimismo que en sus anteriores obras. Rufus Wainwright es un artista que está hecho de contrastes, que no es de esta época, que posiblemente sea más teatral que musical.

Pero ahí está, dejando canciones tan inmensas como la ya conocida Going To A Town o la delicadísima Tiegarten o la más rockera Between My Legs (que trae el recuerdo de los mejores The Divine Comedy). Mucho más pop que en sus anteriores entregas, con monumentales subidones épicos a lo Broadway como los de Rules & Regulations, tres o cuatro baladones para enmarcar y una pieza de perfecta belleza (Leaving for Paris nº 2) Rufus volverá a conquistar a los amantes de los melodramas musicales.

Release The Stars es su cénit y ya sólo falta saber si también su nadir, porque suponemos que lo tendrá, ¿no?

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments