A lo largo de toda la historia de Nine Inch Nails han pasado muchos miembros por la banda de Trent Reznor. Entre ellos figura Richard Patrick, que formó parte del grupo, especialmente de la parte en vivo, desde 1989 a 1993, y luego acabó formando su propio grupo: Filter.

Patrick recordó aquel periodo de tiempo, donde su única contribución de estudio al grupo fue tocando en el tema ‘Sanctified’ y tuvo muy poco espacio para poder desarrollar su creatividad. Por si fuera poco, la relación con Reznor se volvió tan tensa que motivó su decisión para separar caminos:

Empecé en Nine Inch Nails, pero lo dejé cuando tenía 26 años. Aquella fue la única ocasión en la que realmente tuve un jefe. [Trent y yo] eramos dos chavales de Cleveland, Ohio, y no éramos grandes todavía. Pero al final nos volvimos grandes. Y hubo un punto donde Trent me miraba y le decía ‘Guau, vas a volver a Nueva Orleans a vivir en esta bonita casa que te has pillado y yo voy a volver a casa de mis padres’. Y Trent responde ‘Bueno, ve y escribe un disco’. Mi reacción fue ‘¡Guau! ¿Qué respondes a eso?’. Entonces dice ‘Deberías haber visto tu cara. Al principio estabas como enfadado, pero luego era como ‘No, debería hacerlo’’.

Pattrick tomó su consejo, asumiendo sus palabras como “no esperes que lo haga por ti, haz algo”, mientras Reznor se puso a trabajar en el EP Broken. Poco antes de empezar a trabajar en su siguiente LP, Patrick y Reznor tuvieron una última interacción que motivó al primero a montar Filter:

[Trent] no lo sabía por aquel entonces, pero estaba negociando con Warner Brothers. Estuve en Los Ángeles para trabajar en The Downward Spiral, o estar cerca, y ya tenía más o menos tomada la decisión […]. ‘Sólo me van a pasar la bola una vez, y si no doy un paso por mi cuenta, no voy a hacerlo nunca’.

La gota que colmó el vaso fue cuando Trent me dijo ‘Hey, escucha, Rick, sé que necesitas dinero extra. Escucha. Al final de Cielo Drive hay una pequeña pizzería, y necesitan conductores. Así que quizás puedas ganar algo de dinero allí’. Y yo dije ‘¡Guau!’. Por aquel entonces yo había escrito ‘Hey Man, Nice Shot’ y tenía cinco discográficas listas para contratarme. Y entonces le dije ‘Hey tío, odio decirte esto ahora, pero dimito. Lo siento, pero lo dejo, joder. No voy a vender pizzas y no voy a conducir para una pizzería’.

Menos mal que tenía ‘Hey Man, Nice Shot’, porque ese tema ya le valió una carrera.

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments